espejos en ascensores

Los ascensores no han tenido espejos desde su inicio, aunque en la actualidad pensemos que son un elemento prácticamente imprescindible dentro de él. ¿Te has parado a pensar por qué hay espejos en los ascensores? ¿En qué momento se decidió incorporar un espejo dentro de un ascensor? ¿Cuál es su función? Resolvemos todas estas preguntas.

Viajes más cortos

El ascensor tuvo su origen aproximadamente en 1857, con el primer elevador público en Nueva York. Antes de añadir los espejos, las personas se quejaban de su extrema lentitud, pero acelerar la velocidad era un gasto difícilmente asumible. Entonces, se buscó una manera de solucionar el problema desde otra perspectiva: “entreteniendo” a los pasajeros. Esta es la primera razón por la que se añadieron espejos. Me retoco, me arreglo la ropa… Y así se me hace el viaje más corto y distraído.

Seguridad y accesibilidad

También parece haber un origen de la incorporación del espejo en Japón, pero en este caso por una razón completamente distinta: la accesibilidad. Incorporando este elemento se daba a las personas en silla de ruedas la posibilidad de ver mejor el espacio y poder salir y entrar sin problemas, evitando los giros innecesarios en el reducido espacio. Además, también relacionado con la seguridad, el espejo permite ver los posibles robos o asaltos antes de que sucedan para poder evitarlos.

Espacios más abiertos

Los ascensores, al tratarse de espacios reducidos en los que estás completamente encerrado, pueden causar algo de agobio y claustrofobia. En este caso, los espejos se instalan para ayudar a las personas claustrofóbicas a reducir su ansiedad y tener la sensación de estar en un espacio mucho más abierto, haciendo su viaje más agradable y fácil.

Una solución alternativa que se suele tomar a los espejos es el vidrio es crear una ventana al exterior, pero esto en ocasiones crea en ciertos pasajeros una sensación de vértigo. Por eso, muchas personas prefieren la presencia del espejo o de soluciones alternativas como son las pantallas o anuncios que distraen a los viajeros.

Como hemos visto, el hecho de que haya espejos en los ascensores se debe a diferentes motivos, la mayoría de ellos de carácter psicológico.

Eso sí, en la actualidad, no nos negaréis que la principal función de los espejos de ascensor para muchas personas es para hacerse fotos. Las “selfies” de ascensores nunca pasan de moda en Instagram. Para ellos, es el principal motivo de por qué hay espejos en los ascensores. ¿Os habéis hecho alguna? ¡Compártenosla en nuestras redes sociales! Y si tu edificio no tiene ascensor ya sabes, pídenos información para instalar uno de última generación.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *