El vértigo o pánico a las alturas es un problema que sufren muchas personas, en su mayoría, mujeres, y que se manifiesta tanto a nivel emocional, como fisiológico y psicológico. Las personas que experimentan vértigo, muestran los siguientes síntomas: inseguridad, pérdida del equilibrio, sensación de pánico, nervios, mareos, temblores, problemas digestivos, tensión muscular, taquicardia y aumento de la temperatura corporal.

 

¿Hay alguna fórmula para intentar aplacar el pánico a las alturas?

 

Te damos 4 claves para luchar contra el miedo a las alturas y poder subir en un ascensor panorámico:

1-Practica la realidad virtual, enfrentándote al miedo a las alturas de forma gradual. Es una técnica muy utilizada actualmente, pero que requiere de la voluntad de la persona para que resulte efectiva.

2-Respira profundamente cuando tengas sensación de miedo o ansiedad para recuperar el control.

3-No pienses en experiencias pasadas que hayan resultado traumáticas, porque te condicionará negativamente y resta importancia al problema.

4-Prepárate mentalmente y visualízate en un lugar alto, pero en calma.

Una vez tengas bajo control el vértigo, podrás acceder a ascensores panorámicos, que permiten disfrutar de las vistas exteriores desde las alturas, y disfrutar de la experiencia.

 

Ascensores panorámicos

Hay que decir que los ascensores panorámicos, aunque de primeras parecen poco aptos para personas con miedo a las alturas, confieren un diseño sofisticado y elegante al edificio en el que se encuentran, y dotan el interior de una mayor luminosidad y sensación de espacio. Este tipo de ascensores crean lugares con mayor animación y movimiento.

Y tú, ¿preferirías disponer en tu edificio de un ascensor con vista panorámica, o eres más partidario de los ascensores clásicos? ¡Compartes en nuestras Redes Sociales tu opinión

 

 

 

Para mantener en condiciones óptimas a un ascensor no solo se necesita limpiar su cabina y realizarle su mantenimiento oportuno por parte de los profesionales. El tipo de cerramiento que tenga es muy importante para saber como ponerte manos a la obra con su limpieza.

El cerramiento está compuesto por toda la cobertura que cubre el recorrido y espacio que ocupa un ascensor en un edificio, vivienda, etc.

¿Quién se encarga de la limpieza del ascensor?

Para el mantenimiento y cuidado del ascensor se hace cargo el propietario, dueño o titular de una vivienda o comunidad. Éstos suelen preparar la contratación de una persona o equipo para su limpieza.

También hay que estar pendiente del buen mantenimiento del ascensor, para esto existen muchas empresas de mantenimiento para el engrasado y cuidado de su funcionamiento.

¿Qué elementos limpiar del ascensor?

  • Raíles: Con aspiradora y brocha se eliminan todos los restos de polvo que se hayan colado en los raíles de las pisaderas.
  • Foso: Para que el ascensor funcione se necesita el foso limpio y seco. Se encarga la persona encargada del mantenimiento del ascensor una vez al mes, siendo la única persona que entra y manipula cualquier elemento del interior.
  • Cuarto de máquinas: También es la empresa de mantenimiento la que se encarga de su limpieza. Es importante no usar este cuarto como trastero.
  • Botones y luces: Se recomienda pasar con un paño húmedo para que la suciedad no haga que dejen de funcionar.
  • Espejos: El limpiacristales es el mejor remedio para el polvo y las huellas.
  • Paredes y puertas: No se recomienda usar abrasivos, y para las partes de acero inoxidable usar un producto específico para el material.
  • Techo: Se limpia primero con un paño húmedo y después otro seco.
  • Suelos: Con aspiradora o fregona se eliminará toda la suciedad que tare la gente de la calle.

Cerramientos más comunes en ascensores

El cerramiento es la torre que hace que toda la instalación esté aislada y protegida en los ascensores exteriores, evitando el paso de personas o basura dentro de su perímetro, asegurando así el funcionamiento del ascensor.

Para la elección del cerramiento, hay que tener en cuenta ciertos factores:

  1. Presupuesto
  2. Características de la fachada
  3. Normativa del momento vigente de ascensores
  4. Ubicación
  5. Mantenimiento que recibirá

Los diferentes tipos de cerramientos más habituales son:

  • Cerramiento con vidrio

Es la opción más atractiva que se suele instalar para el cerramiento. A pesar de que en verano transmite calor, todo el mundo la suele elegir por su luminosidad. Hay que cuidar este cerramiento con un mantenimiento permanente.

  • Panel sándwich

Es ideal para el aislamiento térmico y acústico ya que cuenta con capas selladas por ambas capas. No es la opción más elegida, pero sí la más económica.

  • Monocapa

Es la mejor opción para camuflarse y ser uno más del resto del edificio, para seguir con la estética que ya había prestablecida en el resto de la vivienda.

  • Ladrillo visto

O también llamado cara vista. Suele ser de los que más dinero cuestan, pero es una gran opción ya que no necesita un mantenimiento constante gracias a toda la resistencia que tiene.

Además de los cerramientos exteriores, más grandes y con un acceso más difícil para su limpieza, están los cerramientos interiores. Estos son los que cubren y protegen el recorrido de los ascensores convencionales en interiores.

Cómo proceder a la limpieza del cerramiento exterior

La ayuda de los profesionales y ciertos materiales es la clave para poder limpiar los cerramientos, básicamente porque ellos saben lo que se debe hacer y lo que no, y son los únicos que pueden entrar en las instalaciones del ascensor.

Empleo del equipo técnico:

Esto incluye todo lo necesario para salvaguardar la seguridad de los profesionales, desde andamios y camiones con cesta para que se puedan mover libremente.

Ayuda profesional:

Esto se refiere a las personas sin materiales auxiliares o equipos técnicos. De la limpieza se encargarán profesionales con experiencia en trabajos verticales, siendo capaces de llegar a cualquier rincón del ascensor sin la ayuda del equipo técnico.

Para la limpieza de los cerramientos se necesita máxima seguridad, en caso de utilizar materiales o equipo como si no, ya que hay que proteger a los profesionales que lo están limpiando, como al resto de vecinos que está en el edificio.

Para que todo el proceso sea seguro, hay que contar con los mejores productos de calidad que hay en el mercado y que respeten los materiales que componen el ascensor y su cerramiento.

En tu vivienda o comunidad, ¿tenéis cerramiento? ¿cómo lo limpiáis? En nuestras redes sociales podrás aconsejarnos.

Es imposible que un ascensor no emita absolutamente nada de ruido ni sonido, pero tampoco es normal cuando sus ruidos son excesivos e interrumpen la tranquilidad de los vecinos.

Esto sucede especialmente por la noche, ya que por el día hay más ruido tanto dentro como fuera del edificio. Cuando es de noche y la gente quiere dormir y descansar, un ascensor ruidoso puede ser un gran conflicto y molestia para los vecinos que lo sufren.

Normativa sobre el ruido en comunidades de vecinos

Aunque mucha gente no lo conozca, existen ciertas normas para el exceso de ruido en las comunidades, que se deben cumplir para garantizar la comodidad de todos los vecinos.

Los ruidos son sonidos fuertes que acaban dando molestia continua mientras se escucha. Y aunque en una comunidad siempre tiene que haber ruido, si se exceden ciertos límites y se alarga en el tiempo, hay que tomarlo en serio.

El ruido es considerado como una forma más de contaminación, es un delito sobre el medio ambiente que nos rodea y que acaba perjudicando la calidad de vida de las personas.

¿Cuánto es el máximo de ruido que está permitido dentro de las comunidades?

Para saberlo, hay que analizarlo mediante su unidad de medida, los decibelios (dB). Esto es una medida que expresa la relación que hay entre la potencia o tensión sonora y la presión eléctrica. Es a partir de 70 dB cuando se considera que el ruido es considerablemente perjudicial para la salud.

En Europa los decibelios permitidos por ley son 55 durante el día y 45 dB por la noche. Pero pese a esto, está basado en mínimos, por lo que para saber exactamente lo permitido en tu comunidad depende del país y sus ayuntamientos oportunos.

¿Qué es lo que suele causar los ruidos en un ascensor?

Dentro de todas las posibilidades y molestias que puede haber dentro del ruido ocasionado por un ascensor, os vamos a dejar las más habituales en las comunidades de vecinos.

  • Desgaste de las rozaderas o deslizaderas: Por el movimiento que hace el ascensor, hay partes fijas que por muy engrasadas que estén, acaban desgastándose y causando mucho ruido.
  • Vibraciones del motor: Se da cuando aparecen roturas o desgastes de engranajes, desgastes de las pastillas de freno, o falta de gomas para absorber el sonido.
  • Poleas: Por un mal mantenimiento pueden dar lugar a chirridos muy fuertes e incluso movimientos bruscos dentro del ascensor cuando está en movimient
  • Cadenas: Cuando los edificios tienen bastante altura y necesitan una cadena para compensar, si el edificio es antiguo y éstas no están actualizadas, causará ruidos porque se van desgastando y no cuentan con un revestimiento.
  • Hojas de puertas automáticas: Si las hojas no están bien reguladas, ni colocadas las puertas, hace que se vayan atascando y generando mucho ruido.
  • Puertas con portazos: Cuando se trata de puertas semiautomáticas, acaban generando mucha molestia al resto de vecinos porque no se puede evitar, a diferencia de las automáticas, más silenciosas y rápidas.
  • Lubricación general del ascensor: Si no hay buenos engrasadores es posible que vaya disminuyendo la lubricación que necesita todo el ascensor.

Asegurarse de que el ascensor es verdaderamente ruidoso

Los primeros pasos que hay que dar una vez que el ascensor causa problemas por el ruido, es asegurarse del problema.  Si el ruido es reciente y previamente no pasaba, lo mejor que se puede hacer es llamar a la empresa de mantenimiento del ascensor.

Así se realizará un estudio y examen de cómo se encuentra, ya que puede ser que algo haya dejado de funcionar.

Si el funcionamiento es correcto y no hay ningún problema de mantenimiento, hay que asegurarse y probar el exceso de ruido del ascensor, lo cuál parece sencillo, pero no es nada barato. Esto se mide mediante una prueba de los ruidos y vibraciones del ascensor, y suelen costar entre 300 y 500 euros, que deberá salir del bolsillo de los vecinos de la comunidad.

Una vez realizado el estudio, si el ruido está dentro de los decibelios máximos permitidos, la comunidad no tiene por qué hacerse cargo de solucionarlo. Será cada propietario de manera individual el que decida si las molestias son tan fuertes como para tener que insonorizar de forma voluntaria su casa.

Para poder llevar a cabo una insonorización sencilla de tu propia casa mediante el aislamiento, hay bastantes materiales que pueden servir de ayuda:

  • Materiales multicapa hechos con fibras textiles como el algodón
  • Mantas de fibra de vidrio, lo cual suele ser un tanto difícil de aplicar
  • Cemento de ladrillo, pese a que es muy difícil, suele ser de lo más efectivo
  • Corchex, con caucho
  • Insoplast, utilizado principalmente para el aislamiento de paredes y techos

Qué hacer en caso de que sobrepase los máximos de ruido

Se puede contratar cualquier empresa que estudia y da soluciones al problema, pero no llegan nunca a cabo lo que proponen, hay que buscar a más profesionales.

Si en caso de tener que modificar la maquinaria del ascensor o cualquier elemento de éste, que suele ser lo más habitual, hay que hablar con la empresa del ascensor. Solo ellos pueden tocarlo y manipularlo. ¡No hay que fiarse de los profesionales baratos! Nadie mejor como el equipo que lo instaló para saber cómo modificar el ascensor.

Lo que se suele hacer en los casos en los que la comunidad ha sobrepasado los máximos permitidos, es proceder a una insonorización del ascensor.

En este proceso es importante contar con profesionales cualificados como albañiles, contratistas e incluso arquitectos, además de tener en cuenta siempre a los miembros de la empresa que se hicieron cargo de la instalación y mantenimiento del ascensor.

¿Conocías el límite permitido de decibelios por comunidades de vecinos? ¿Tu ascensor está causando muchos ruidos y no sabéis cómo solucionarlo? Si te está pasando o ya te ha sucedido un percance como éste, ponte en contacto con nosotros para que podamos ayudarte, ¡estamos deseando escucharte!

Los ascensores son un bien básico y común en nuestra sociedad, y estamos en un momento de auge, tanto para instalarlos en viviendas y edificios que no cuentan con él, como a la hora de nuevas construcciones. Hoy día es impensable que un bloque de viviendas que vaya a construirse no vaya a contar con ascensor, así como un edifico de oficinas, o cualquier otro negocio en el que vayan a haber varias plantas.  

Por eso, si te gusta este mundo y quieres trabajar en un sector que siempre va a necesitar profesionales, te vamos a contar cuáles son los mejores estudios para trabajar con ascensores:

Estudios para trabajar con ascensores

Primero tienes que elegir qué tipo de estudios quieres realizar. Hay mucha variedad a la hora de elegir como introducirte en el sector de la elevación. Esto depende del tiempo que tengas para realizar la formación, ya que los hay más extensos o breves.  

Tras la pandemia, han aumentado las escuelas que presentan dos tipos de modalidad, la presencial y la online. Elige en base a tus preferencias y necesidades, puede ser que tengas otro trabajo mientras estudias y prefieras una modalidad online para poder cursarlo sin grandes interrupciones en tu día a día. También hay que tener en cuenta la formación previa que traes a tus espaldas, ya que te permitirá entrar a más o menos cursos.  

  • Cursos: Hay mucha variedad de escuelas que ofrecen cursos, que en muchas ocasiones no piden muchos requisitos de estudios previos y es una buena forma de introducirse en el sector. 
  • Formación Profesional/ Grado superior: Con esto, se suele alcanzar el título de Técnico Superior, una formación más asentada y que vas a poder presentar sin problemas y te va a ayudar para encontrar trabajo. 
  • Grado universitario: Hay muchas carreras que tocan ámbitos del sector con los que además de tener un conocimiento más amplio, podrás especializarte en el sector de la elevación. 

Titulaciones de formación profesional en el sector  

Estas titulaciones están más que validadas y son suficientes para poder ejercer en el mundo de la elevación. Dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que te encuentres hay diferentes escuelas que brindan estas formaciones.  

Pero dentro de todo lo que te ofrece el mercado para estudiar, las titulaciones y certificados de profesionalidad que se consideran válidos son los siguientes, divididos por las ramas dentro de la profesión: 

Rama de instalación y mantenimiento 

  • Técnico en Mantenimiento Electromecánico 
  • Técnico Superior en Mecatrónica Industrial 
  • Técnico en Instalación y Mantenimiento Electromecánico de Maquinaria y Conducción de Líneas 

Rama de electricidad y electrónica 

  • Técnico Superior en Mantenimiento Eléctrico 
  • Técnico Especialista en Mantenimiento Electromecánico 
  • Técnico Especialista en Mantenimiento de Instalaciones de Servicios Auxiliares 

Rama de metal 

  • Técnico Especialista en Mantenimiento Mecánico 
  • Técnico Especialista en Automatismos Neumáticos y Olehidráulicos  
  • Técnico Especialista en  Mantenimiento de Máquinas y Sistemas Automáticos 
  • Técnico Especialista en Mantenimiento en Línea 

Instalación y mantenimiento (certificados de profesionalidad) 

  • Instalación y mantenimiento de ascensores y otros equipos fijos de elevación y transporte 
  • Desarrollo de proyectos en instalaciones de manutención, elevación y transporte 

Todas estas titulaciones te van a dar la formación necesaria para instalar, hacer funcionar, mantener y revisar con el tiempo el buen funcionamiento de ascensores de todo tipo, dependiendo la rama que más se adapte a tus gustos y preferencias.  

Además, es recomendable tras realizar una formación así, sacarse el Curso de Prevención de Riesgos Laborales en Mantenimiento e Instalaciones de ascensores en España. Éste está impartido por la FEEDA (Federación Empresarial Española de Ascensores), o como cualquier otro de la misma temática impartido en cualquier escuela o centro educativo. 

La FEEDA es una asociación profesional compuesta por asociaciones y empresas del sector de la elevación que luchan por sus derechos y la defensa de sus intereses. Ésta organiza cursos de ve en cuando muy útiles para los jóvenes y adultos que estén comenzando o ampliando su profesión en este mundillo. Y cuenta con un espacio exclusivo de empleo donde se publican ofertas laborales de multitud de empresas por todo el país para trabajar con ascensores.  

Grados universitarios para una especialización en ascensores 

Además, hay grados universitarios muy completos con grandes salidas laborales en las que después tendrás un hueco abierto en el mundo de los ascensores. No todas estas tienen que estar ligadas a la instalación y mantenimiento, puede ir desde la ideación y diseño de éste, hasta los departamentos de venta o facturación. Aquí te dejamos algunas de ellas: 

  • Arquitectura 
  • Ingeniería Industrial 
  • Diseño  
  • Ventas 
  • Contabilidad y finanzas 

Desde el diseño y elaboración de un edifico con ascensor, hasta el conocimiento al detalle de su funcionamiento y ventajas para venderlo cabe dentro de estas carreras, y muchas más. Es muy fácil introducirse en el sector ya que en él confluyen varias ramas de diferentes profesiones. El mundo de la elevación tiene cuenta con innumerables huecos para que cualquiera pueda trabajar, ¡especialmente si es un apasionado de éstos! 

Este trabajo cuenta con unos buenos salarios laborales y puede que encuentres un parcela laboral que verdaderamente te gusta.  

Y tú, ¿te gusta el mundo de los ascensores? ¿Has tenido una buena experiencia obteniendo la titulación y lo quieres compartir? Estamos deseando escucharte para que puedas ayudar a las personas nuevas en el sector.

 ¿Qué pueden tener en común? Cualquiera diría que parece un chiste, pero no lo es.

Vamos a hablar de las leyes de la gravedad y lo aplicaremos a un ejemplo en el que solo necesitas una báscula y un ascensor. ¡PRUÉBALO!

¿Qué es exactamente la gravedad?

Hay que hacer una primera parada y tener bien claro de qué hablamos cuando decimos gravedad. La gravedad es la fuerza con la que los cuerpos se atraen, en otras palabras, la gravedad es lo que hace que no salgamos volando por la tierra como nos pasaría si estuviésemos en el espacio.

De hecho, esas imágenes que seguro tienes en la cabeza de astronautas flotando en el interior de sus cohetes espaciales, es por la gravedad, ya que, al estar lejos de la tierra, se da la ingravidez.

Si lanzamos una pelota al aire, irá subiendo lentamente hasta que llega un punto en el que para, y comienza a descender más rápidamente, ahí esta la gravedad. Al igual que si saltamos, hay un momento en el que volvemos a estar en suelo firme.

Isaac Newton y su gran legado

Newton fue un físico, inventor, alquimista y matemático de Inglaterra. La imagen de la manzana cayendo sobre su cabeza es de lo más característico de él, pero tiene una larga lista de teorías e inventos novedosos que descubrió en su época.

  • Ley Fundamental de la Dinámica, explica que la fuerza neta que se aplica sobre otro cuerpo, es proporcional a la aceleración que va tomando su trayectoria.
  • Ley de Acción y Reacción, dice que toda acción recibe una reacción idéntica, pero se realiza en el sentido opuesto.
  • Descomposición de la luz. Mediante el uso de un prisma descubrió que cuando entraba luz blanca, cada color resultante tomaba un camino diferente atravesado a distinta velocidad.
  • Teoría del color, la luz blanca está formada por cuatro colores básicos (rojo, verde y azul), es decir serían los colores primarios, con los que se pueden crear los secundarios.
  • Telescopio newtoniano, invención de un telescopio reflector que usaba un espejo primario cóncavo y un secundario de plano diagonal. Lo creó con más potencia que el resto de los que ya existían y a un tamaño mucho menor.
  • Ley de Convección Térmica, donde establece que la pérdida del calor de un cuerpo es proporcional a la diferencia de las temperaturas del mismo cuerpo y el entorno bajo los efectos de una brisa.
  • Funcionamiento de las mareas. Fue Newton quién explicó tal y como hoy entendemos el funcionamiento de las mareas. Éstas se dan por la ley gravitacional y sus distancias. El lado de la Tierra que está más orientada hacia la luna, crea un tirón gravitacional mayor que el del otro lado.
  • Ley de gravitación universal, postula que la fuerza de atracción entre dos cuerpos es proporcional a sus masas.

El comienzo de los ascensores

Aunque pensamos que los ascensores son algo reciente y tecnológico, desde la antigüedad griega se comenzó a utilizar técnicas sencillas para poder subir y bajar actores en las obras de teatro.

Los años pasaron y siguieron con más mecanismos hasta la aparición de la polea en la Antigüedad. Ésta fue un paso de gigante imprescindible para la invención del ascensor tiempo después.

Desde entonces hasta la actualidad, los ascensores han formado parte de nuestra vida y resulta impensable una sociedad sin este bien de uso común.

Desafiando la ley de la gravedad

Como ya sabe todo el mundo, un ascensor es un aparato que se desplaza verticalmente hacia arriba y hacia abajo mediante unos carriles y por el contrapeso y todas las partes mecánicas y electrónicas que funcionan juntas.

Es algo muy simple pero curioso a la vez, ya que cuando una persona entra en un ascensor y va ascendiendo pisos, su peso irá aumentando. Pero si por el contrario, va descendiendo pisos, su peso será menor, ¿por qué?

Por la ley de la gravitación universal. Hay diferentes formas de comprobarlo usando tan solo una báscula:

  • Descenso en ascensor: Según bajas pisos el peso es menor porque nuestro cuerpo hace menos fuerza hacia abajo.
  • Descenso y de repente frenar: Si frenas según ibas descendiendo, el peso al frenar será mayor ya que el cuerpo está haciendo más fuerza.
  • Arranque para ascensión: Al arrancar el ascensor y comenzar a subir plantas, por l aceleración del ascensor nuestro cuerpo hace más fuerza sobre el suelo y pesaremos más.
  • Ascensión y freno: El cuerpo tiene inercia al subir, y cuando el ascensor se detiene, por toda la inercia que se lleva en el cuerpo, se ejerce menos peso sobre la superficie.

Es muy impactante ver de forma tan sencilla como la gravedad y la aceleración pueden variar tanto nuestro peso dentro de un ascensor. ¿Conocías bien las leyes de la gravitación universal? ¿Has probado subir o bajar con la báscula en el ascensor? ¡Cuéntanoslo todo mediante nuestras redes sociales!

El ascensor ya es un elemento que forma parte de nuestro día a día y en el que tenemos que compartir con nuestros vecinos, compañeros de trabajo y desconocidos. Lo que muy pocos saben es que existen unas reglas de cortesía nunca escritas para cuando usamos con más personas el ascensor. Te las contamos:

Antes de entrar, dejar salir a los que estén dentro

Esto es una regla básica aplicable a cualquier local, portal y transporte público. Primero, es de buena educación dejar salir a los que se encuentran dentro para luego pasar. Si no fuese así, estaríamos impidiendo una salida fácil del ascensor, y las personas que se quieran bajar tendrían que estar esquivando y podrían incluso cerrarse las puertas si se lo ponemos muy difícil.

Además, mientras llega el ascensor, es recomendable esperar al lado derecho para que cuando se abran las puertas la gente pueda bajar sin que estemos obstruyendo de la salida.

Entrar por orden de llegada

Ya sea al entrar en tu portal, un edificio de oficinas o cualquier lugar con ascensor, si hay un grupo de personas esperando y ha llegado antes que tú, el primer turno para viajar en el ascensor es para ellos.

Especialmente, si se trata de un ascensor pequeño en el que no caben mucha gente.

Saludos y preguntas de cortesía

Aunque el resto de ocupantes del ascensor sean extraños, es recomendable un saludo que limitaría la situación a veces incomoda de compartir un espacio limitado con personas que no conocemos.

Una vez está todo el mundo dentro, se debe preguntar a qué planta se va cada persona. Así, las primeras paradas se harán en las plantas más cercanas para facilitar el trayecto a todos.

Si va muy lleno, entra dependiendo el nivel de urgencia

Si cuando vas a subir al ascensor, aunque quepas de sobra, ves que ya hay bastante gente y podría importunar una persona más, hay que decidir si entrar o no dependiendo el nivel de urgencia. Si la persona va tarde al trabajo o alguna cita importante, puede hacerse. Sin embargo, si no hay prisa excesiva y se puede esperar unos segundos más, es recomendable esperar al siguiente viaje.

Sujeta la puerta a las personas que vengan detrás de ti

Si ves a una persona que llega a toda prisa para entrar en el mismo ascensor, es de buen recibo sostenerle la puerta para que no se cierre y pueda entrar también y no dejarle esperando a que vuelva a bajar el ascensor.

Ubicación dentro del ascensor

Si fuiste de las primeras personas en pasar y puede que en el trayecto vaya a entrar más gente, lo recomendable es que te sitúes cerca de las paredes a los laterales del ascensor, así dejarás  espacio para los que vayan entrando.

La posición respecto a los demás que debemos tomar depende del ascensor y el tipo de acompañante que viaje en el ascensor. Si se trata de un grupo de desconocidos, lo normal al entrar después es dar la espalda, y estar en una posición cómoda para poder salir. Si en cambio se viaja con conocidos y en un ascensor de espacio reducido, lo mejor sería estar unos enfrente de otros para poder hablar y no dar la espalda a nadie.

Cuidado con el contacto físico

Es normal que, al estar en un espacio reducido, puedan darse sin intención roces o golpes con otras personas, ya sea con el propio cuerpo u objetos que van con nosotros. Por eso, siempre y ante cada contacto físico no intencionado, lo mejor es pedir disculpas y tratar de tener más cuidado para no volver a importunar a nadie.

Llamadas, audios y música

Aunque el viaje dura muy pocos segundos, cuando se comparte con otras personas desconocidas es mejor no responder alguna llamada o ponerse a escuchar en alto o responder algún audio a otra persona.

Es una situación incómoda para la persona que va contigo en el ascensor, ya que tiene que enterarse de una conversación ajena sin forma de alejarse y dejar privacidad. Con la música pasa lo mismo, mejor si es con auriculares y a un nivel medio-bajo. Ponerla en alto podría causar molestia y angustia para el resto de ocupantes.

Sobre el atuendo

Hay aún personas que sostienen que es de buena educación, al entrar a un ascensor o lugar cerrado, retirarse gafas de sol si las lleva, así como sombreros y gorras, ya que queda mucho más elegante para un espacio cerrado tan pequeño.

Salir del ascensor

Para finalizar, cuando se sale del ascensor, si se ha cruzado cualquier saludo al entrar, lo más correcto es una despedida al salir.

Y tú, ¿cumples estas reglas al usar el ascensor? Cuéntanoslo en nuestras redes sociales.

Cuando se trata de instalar un ascensor en nuestra casa o trabajo es normal que entren varias dudas y que hagas una gran investigación al respecto. Un ascensor, más allá de un mero trámite o bien común, es un cambio drástico en el día a día de todos los que le podrán utilizar.

¿Cuál es la mejor empresa de ascensores en Alicante?

La empresa de ascensores Inapelsa será tu gran apuesta para la mejor instalación del ascensor que tanto tiempo llevas esperando. Fue fundada en 1978 en Madrid, y desde entonces ya carga a sus espaldas la instalación de más de 13000 ascensores por todo el país.

Cuenta con más de 250 profesionales, repartidos en 16 delegaciones diferentes que están alrededor de todo el país. Esta empresa de ascensores en Alicante no para de buscar una continua mejora tanto de sus 0 productos y servicios, para que sigan satisfaciendo todas las necesidades de sus innumerables clientes.

Elementos con los que Inapelsa dispone para la instalación de ascensores

  • Calidad certificada: Para que los requisitos y expectativas de todos los clientes estén a la altura. Por eso se siguen todas las normas de calidad necesarias del Certificado ISO 9001 y el Certificado Directiva 95/16/CE.
  • Seguridad: Se asegura de que no se den riesgos ni para los usuarios ni los propios trabajadores de la empresa colaborando con la entidad de Mapfre. Además todos los empleados de Inapelsa cuentan con su formación de Prevención de Riesgos Laborales, siendo así de los primeros en velar por la seguridad de todos y saber solucionar cualquier situación que se ponga por delante.
  • Diseño: Brindan a todos sus ascensores de un cuidado estético y elaboración increíble para que además de seguro y cómodo, el ascensor forme parte del resto del entorno o domicilio.
  • Mantenimiento: una buena empresa de ascensores en Alicante como Inapelsa, no descuida el mantenimiento de sus equipos, ya que es fundamental para la seguridad de todos y utilidad y buen funcionamiento del ascensor.

Inapelsa, todos los servicios que ofrecemos

Esta empresa de ascensores en Alicante y en numerosas partes de España ofrece multitud de servicios en cuanto a los ascensores para que puedas buscar cuál es el que más se adapta a tus necesidades y gustos:

  • Ascensores hidráulicos: La versión más económica para edificios ya construidos, con versatilidad en el diseño y pudiendo adaptarse a cualquier pequeño espacio.
  • Ascensores eléctricos, con sala de máquinas en su interior: Es la mejor solución para nuevas instalaciones de edificios de grandes alturas o sustitución de ascensores ya instalados.
  • Ascensores unifamiliares: Para instalar tanto en interiores o exteriores de viviendas unifamiliares que pueden ser instalados dentro de un hueco de albañilería convencional.
  • Ascensores de carga: Para los que necesitan transportar mercancías acompañadas de personas.
  • Salvaescaleras: Con las que las personas mayores podrás desplazarse por su hogar de una manera más accesible y fácil.

Con todo esto, ya estás más que preparado para poder iniciar la instalación de tu ascensor con una esta gran empresa de instalación de ascensores en Alicante. No dudes en contarnos cuál es el ascensor qué estás pensando instalar. ¡Contacta ahora con nosotros!

El ascensor es uno de los grandes temas de disputa en las comunidades de vecinos. Cuando ya lleva tiempo instalado, todos están muy a gusto y cómodos en su edificio pero, cuando de repente se avería, vienen los llantos. Pasan los días, no hay noticias de una próxima reparación y es entonces cuando te preguntas: ¿quizás es que no quieren arreglar el ascensor? ¿Es esto posible?

Si, hay que arreglar el ascensor: forma parte del inmueble y tiene que estar en buen estado

Cuando el ascensor se avería es como si cualquier otro elemento del edificio se hubiera dañado: forma parte del inmueble por el que estás pagando y que debe asegurarte todas las comodidades y servicios que se establecieron previamente cuando llegaste a esa casa.

Además, que esté averiado puede suponer un riesgo para la seguridad de todos los vecinos, por eso, en cuanto hay un problema técnico, los miembros de la comunidad y propietarios deben ponerse manos a la obra para encontrar a un profesional que solucione el problema.

¿Se tiene que votar a mayoría?

No, como hemos mencionado antes, al tratarse de un bien necesario dentro del edificio, es más que suficiente que un vecino pida la reparación del elevador. Sin embargo, sí se puede votar entre los miembros de la comunidad la empresa profesional que quieren que lleve a cabo la labor de reparación, buscando y comparando entre calidad, precio y demás factores que quieran considerar.

Lo que los propietarios sí pueden negarse a hacer es mejorar los servicios, o añadir nuevas instalaciones en relación al ascensor que no sean estrictamente necesarias para su funcionamiento y utilidad. En ese caso, deberían votar y ponerse de acuerdo entre los vecinos para ver si quieren invertir en ello y pagar más por dichos servicios.

Si no se tiene instalado un ascensor previamente y algún vecino lo solicita, esto debe votarse a mayoría, siempre y cuando en la comunidad no cuentan con ninguna persona discapacitada ni con algún anciano de mayor de 70 años. En este caso, la instalación sería obligatoria para garantizar la accesibilidad.

¿A quién es mejor acudir cuando se ha estropeado el ascensor?

Cuando el ascensor se avería, lo que hay que hacer es comunicar el problema lo antes posible a la empresa que lleva el mantenimiento del elevador en el edificio. Dentro de las cabinas suele estar una placa con un contacto de emergencia de la empresa que instaló ese ascensor. Ellos, una vez hayan evaluado el fallo elaborarán un presupuesto en el caso de que sea algo grave o más costoso de reparar, y lo arreglarán.

La importancia de un buen mantenimiento del ascensor

Por último, hay que remarcar la importancia de una revisión buena y de calidad porque, pese a que los ascensores son un transporte de lo más seguro y se construyen con los mejores materiales, siempre cabe la posibilidad de que algo falle y acabe averiándose. Para que esto no suceda, es imprescindible un control eficaz y seguro.

Un buen mantenimiento conlleva un buen rato de revisión. La empresa limpiará los elementos esenciales, probará todo las piezas, que las puertas funcionen sin fallo y comprobará su funcionamiento en general.

Lo mejor es que todos los vecinos estéis al tanto de las revisiones y seáis conscientes de la importancia de un buen mantenimienrto de vuestro ascensor para evitar cualquier tipo de avería que pueda repercutir en vuestro día a día. Arreglar el ascensor es esencial, pero mantenerlo en buen estado, ¡es aun mejor! Si tienes cualquier pregunta relacionada con el mantenimiento que hacemos nosotros, no dudéis en preguntarnos por nuestras redes sociales.

En los edificios urbanos, los ascensores son un elemento clave para garantizar la movilidad y accesibilidad de todos los usuarios: aeropuertos, estaciones de metro e incluso espacios exteriores de orografía singular. El ascensor urbano ha llegado a pie de calle, para facilitar la movilidad en tramos de la ciudad donde la orografía es compleja.

Los elevadores instalados en espacios públicos y exteriores, están diseñados para funcionar con la máxima seguridad y eficiencia, facilitando la accesibilidad de personas con problemas de movilidad y mejorando el confort en los desplazamientos. ¿Te imaginas visitar edificios de decenas de pisos subiendo escaleras? ¡Menos mal que tenemos un ascensor urbano en cada uno de ellos

Ascensor urbano: accesibilidad y espectáculo

Actualmente, el ascensor urbano no solo garantiza que cualquiera pueda desplazarse por todos los pisos del edificio, sino que se ha convertido incluso en una atracción turística que, además de ser un elemento arquitectónico funcional, nos permite contemplar escenarios de lo más originales y espectaculares vistas

El ascensor urbano salva distancias de hasta 30 metros de altura y crea nuevos puntos de vista mediante pasarelas y miradores. Incluso contribuye a conservar el legado histórico de la ciudad.

La necesidad de eliminar las barreras arquitectónicas en la ciudad 

Es posible que ciertas áreas urbanas cuentan con un entramado complejo que para muchos usuarios supone un problema de independencia y accesibilidad. Estas zonas complejas suelen presentar pendientes muy pronunciadas que complican el paso de usuarios discapacitados, ancianos, niños, peatones y ciclistas. Gracias al ascensor urbano, podemos eliminar todas las barreras que entorpecen la rutina diaria de estas personas y les permiten participar activamente en la ciudad. 

Tipos de ascensores urbanos 

Gracias a la tecnología, las infraestructuras arquitectónicas han evolucionado y han podido adaptarse a las tendencias urbanísticas.

Muchos ascensores urbanos se han convertido en los miradores de la ciudad, en puntos turísticos e incluso son entradas a cascos históricos.  También es muy común encontrarnos con la combinación de ascensor y pasarela para solucionar un problema geográfico, por ejemplo, conectar dos puntos situados a diferentes alturas, el paso de un rio, o el sorteo de un área conflictiva.

Si en España preguntas por el ascensor urbano, seguro que te mencionan alguno de estos:

Ascensor urbano en Gironella (Barcelona)

El centro histórico de Gironella se encuentra en una colina de 20 metros de altura. Además, la parte más moderna del municipio se encuentra al otro lado del río. El ascensor urbano mejora la conectividad entre ambas zonas y salva desniveles.

Ascensor urbano en Gironella (Barcelona)

Ascensor urbano en Echavaoiz (Pamplona)

En el barrio de Echavaoiz había zonas donde la accesibilidad era el principal problema para los vecinos. Para solucionarlo, se colocaron dos pasarelas y un ascensor, que ahora salva un desnivel de 30 metros. 

Ascensor urbano en Echavaoiz (Pamplona)

Ascensor en las murallas romanas de Lugo

Este ascensor se diseñó cuidando el más mínimo detalle, para que no desentonara con el entorno. Gracias a él, la muralla ahora es accesible para personas con movilidad reducida o en sillas articuladas.

Ascensor en las murallas romanas de Lugo

¿Conoces algún otro ascensor urbano que se haya convertido el el protagonista de la ciudad? ¡Te leemos en comentarios! Si en tu ciudad hay un tramo en el que la accesibilidad entre dos puntos brilla por su ausencia, contacta con nosotros para que estudiemos el proyecto sin compromiso.

¿A que ya no puedes imaginarte un gran edificio o bloque de viviendas sin ascensor? Ahora los usamos a diario, sobre todo en las grandes ciudades y en los trabajos de oficina. Pero realmente, los ascensores, ¡no tienen tantos años! ¿Sabrías decir cuántos años tiene el primer ascensor de España? ¡Te lo contamos!

En sus inicios, los primeros ascensores eran muy pesados y solo estaban capacitados para subir y bajar mercancía, lo que actualmente serían los montacargas. 

El inventor estadounidense Elisha Otis fue el primero que diseñó y fabricó el primer elevador que reunía las características para transportar personas. 

El primer ascensor, en la calle Broadway de Nueva York

Fue en 1857, en la tienda de objetos de porcelana E.V. Haughwout & Co, donde se presentó el primer ascensor parecido a lo que ahora conocemos. La cabina y mecanismo había sido presentada en la Exposición Universal de 1853 de la misma ciudad, recogiendo una gran expectación y repercusión.

Diferencias entre el primer elevador y los de ahora

Este primer ascensor se construyó para llevar a no más de seis personas y se movía a una velocidad de diez metros por minuto. Actualmente, una gama estándar de ascensores pueden comprender una velocidad desde los 20 centímetros por segundo hasta 1 metro por segundo, incluso más velocidad en recorridos amplios. ¡La diferencia es alucinante!

Como características destacadas del ascensor de Nueva York estaba un freno manual de seguridad y un motor de vapor.

El primer ascensor en España

Pero, ¿cuándo llegó el ascensor a España? En nuestro país, el primer elevador se instaló en Madrid, en la calle Alcalá número 5, pleno centro de la capital del país. 

El 15 de diciembre del año 1877, un equipo de ingenieros y el responsable del edificio, Valentín Morales, firmaron la instalación de la primera cabina. Desgraciadamente, ni el ascensor ni el edificio están ya en pie, porque la construcción fue derruida en los altercados de la Guerra Civil.

Desde este logro, no se vuelven a tener noticias de elevadores hasta el año 1903. Según las crónicas de palacio de Madrid, fue ese año cuando se inauguraron 3 ascensores en el Palacio Real y ¡se les pusieron hasta nombre! Carlos III, Rey y Damas.

En la primera década del siglo XX Madrid siguió incorporando ascensores y le siguieron Valencia y Alicante. ¿Conoces lugares que necesiten ascensor pero todavía no lo tengan? ¡Dínoslo en comentarios!