En el trabajo, en casa, en un centro comercial… todos utilizamos el ascensor a diario o, al menos, con mucha frecuencia. Siempre suelen ser viajes muy normales, sin incidentes ni aventuras, pero hay que reconocer que en las películas no ocurre lo mismo. En la pantalla grande, son el escenario perfecto para un momento cargado de adrenalina que puede sacar lo peor o lo mejor de nuestros actores preferidos.

Y en honor al día más romántico del año, queremos recordar las escenas de amor en ascensores que nos han hecho suspirar.

Cuatro habitaciones (Four rooms) (1995)

 

Una nochevieja, en un hotel de Los Ángeles, un botones comienza su primer día de trabajo y vaya que está siendo difícil: es solicitado continuamente por los huéspedes de cuatro habitaciones. En una de ellas se han reunido unas brujas, en otra un hombre apunta con un revólver a su mujer que está atada a una silla, en la tercera dos hombres llevan a cabo una apuesta sumamente arriesgada y finalmente, en la cuarta habitación, un gánster y su mujer le piden que cuide a sus hijos para poder disfrutar la noche.

Romeo y Julieta (1996)

 

Cuando dicen historia de amor, pensamos inmediatamente en Romeo y Julieta. Esta versión de 1996 es moderna, pero si algo se mantiene es la pasión entre estos dos amantes, quienes corretean por la ostentosa fiesta de disfraces escapando de las rivalidades de sus familias, los Montesco y los Capuleto.

Matrix (1999)

 

Hay poco más que decir sobre Matrix, además, ¿a quién le viene mal un poco de privacidad en el ascensor? Neo y Trinity son, por mucho, la pareja perfecta. 

La cruda realidad (2009)

 

Abby Richter (Katherine Heigl) es una productora de televisión con una concepción muy particular acerca del amor. Esperando al hombre perfecto, a ese príncipe azul con el que tanto sueña, se ha quedado soltera. Muy pronto, sus jefes deciden integrarla en equipo con el polémico presentador Mike Chadway (Gerard Butler) a quien ella detesta profundamente, pero que al final la introduce en el mundo de la sensualidad y la atracción, que ella desconoce. Mike, guiándola para conquistar a otro hombre, termina perdidamente enamorado de ella. 

Drive (2011)

 

Driver” (Ryan Gosling) es un conductor con increíbles habilidades al volante y, ocasionalmente por las noches, ayuda a ladrones a escapar de escenas de crimen. Su mundo cambia cuando conoce a Irene (Carey Mulligan) y a su hijo pequeño en el ascensor del edificio donde vive. Cuando se encuentran de nuevo en el aparcamiento y el coche de Irene no arranca, decide ayudarla llevándola todos los días al trabajo.

Un giro inesperado se produce cuando Standard (Oscar Isaac), el marido de Irene, sale de prisión antes de tiempo por buen comportamiento y “Driver” debe protegerla de este hombre y las secuelas que deja en su vida su trabajo nocturno.

50 sombras de Grey (2015) 

 

Y por supuesto, es imposible pasar por alto la historia de Anastasia Steele y Christian Grey. ¿Cuál ha sido tu favorita? ¡Nosotros no podemos decidir! 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *