Dubai se ha convertido en los últimos años en un paraíso para los arquitectos. Se construye con una libertad asombrosa, sin muchas reglas, pero con resultados alucinantes. Por ello, no es casualidad que albergue entre sus nubes el edificio más alto del mundo hasta la fecha: el Burj Khalifa. En consecuencia, es el rascacielos cuyo ascensor ha batido récord en tener la más larga trayectoria y distancia.

Esta impresionante creación arquitectónica, obra de Adrian Smith, tiene 828 metros de altura y 160 plantas en las que se distribuyen viviendas, oficinas, el Hotel Armani, un observatorio y un mirador, el cual tiene una vista 360 grados de toda la ciudad desde la planta 154 (siempre que no haya nubes, claro). Fue inspirada en la llamada “flor del invierno” o spider Lily, en inglés, flor regional cultivada en climas desérticos por su exótica belleza y gracias a ella el Burj Khalifa fue diseñado con forma de tres pétalos entrelazados.

 

¿Cómo es posible construir una edificación de tal magnitud? Pues bien, además de requerir grandes maquinarias y grúas, participaron nada más y nada menos que 12.000 trabajadores en el proceso de construcción, incluyendo más de 380 ingenieros y técnicos in-situ, quienes trabajaron durante 1315 días. El proceso comenzó en enero del 2004 hasta su inauguración el 4 de enero de 2010 y contó con un presupuesto de más de 4.000 millones de dólares. Impresionante, ¿no?

Una vez que sabemos todo esto podemos imaginar que un rascacielos como este necesitaba unos ascensores a su nivel. Y es que no tiene uno, sino 65 ascensores en total. Adicionalmente, 3 ascensores llevan exclusivamente al observatorio, compuestos por cabinas de dos pisos con capacidad para 12 a 14 personas por cabina y que viajan a 10 metros por segundo, con la distancia de viaje más larga del mundo recorrida por un ascensor. El Burj Khalifa contó también con ascensores programados para evacuaciones controladas en casos de emergencia, los primeros de este tipo instalados en un rascacielos.

Datos curiosos:

  • Gracias a su altura, en el Burj Khalifa se puede ver la puesta de sol dos veces en la misma tarde y viajando en ascensor. Primero desde las primeras plantas y luego desde “At the top”, el mirador.
  • En el año 2015, los ascensores del Observatorio alcanzaron un recorrido total de 384.400 kilómetros desde la inauguración del edificio en el 2010. Esta es la distancia que separa a La Tierra de La Luna.
  • En los ascensores de doble cabina, los más rápidos del mundo hasta el momento, puedes ponerte de la planta 1 a la 125 en tan sólo 60 segundos. ¡Flipante!
  • Si lo deseas, aunque lo dudamos, puedes subir por las escaleras. Son exactamente 2.909 escalones hasta la planta 160.

No te quedes con esta valiosa información. Compártela con un amigo y empezad a ahorrar para las próximas vacaciones en Dubai. Pero antes, te dejamos un vídeo para que puedas hacer un pequeño viaje virtual en ascensor al Burj Khalifa.

Todos sabemos que existen ascensores, en los hoteles, por ejemplo, que con sólo acercar la tarjeta de la habitación al lector, lleva al huésped directamente a la planta deseada. Sin embargo, los ascensores inteligentes van un poco más allá. ¿Te has imaginado realmente cómo son los ascensores que no tienen ni un solo botón? Puede que suene un poco a ciencia ficción, pero ya son una realidad.

Por muy increíble que parezca, el ascensor eléctrico tiene con nosotros unos 120 años y esto es lo que ha dado paso a una nueva era de ascensores inteligentes que nos hacen la vida mucho más fácil. Fue precisamente ésta, junto a la necesidad de optimizar los tiempos de espera, la motivación para la creación de los llamados ascensores de destino, ya operativos en grandes edificios y rascacielos alrededor del mundo, como el hotel Marriot Marquis en Nueva York, o el Burj Khalifa en Dubai.

Quizás estás pensando en algún sistema de reconocimiento facial o de voz, pero por ahí no van los tiros. Entonces, ¿cómo funcionan estos ascensores? Pues se sustituyen los botones por un teclado único en una columna central donde el usuario marca la planta a la que quiere ir. Un complejo algoritmo calcula el recorrido más corto posible en función de todos los pasajeros y le indica a la persona el ascensor que debe coger. Sin más. Otros sistemas funcionan con tarjetas de acceso, donde, en ocasiones, ni siquiera hay que marcar la planta. La idea es eliminar las peticiones erróneas (marcar la planta equivocada o la flecha abajo cuando en realidad se quiere subir) para hacer más eficiente el traslado del máximo número de personas, en el mínimo tiempo posible, a su planta destino.

Frente a estas innovaciones, son muchas las empresas que se han interesado en los dispositivos de domótica. Hace unos años, Microsoft trabajaba en una tecnología predictiva para un ascensor capaz de deducir a qué piso quieres ir. El director de desarrollo, Peter Lee, describe este ascensor como un sistema de inteligencia artificial que estudia el comportamiento de las personas que transitan por el edificio. Para ello, pasa tres meses examinando las idas y venidas de cada persona por el edificio para después deducir a qué piso irían en cada momento mediante un algoritmo. Por ejemplo, el sistema deduce que vas a ir a la calle si estás en el ascensor a determinada hora y con el abrigo puesto. Sin embargo, si has quedado con alguien del edificio para almorzar, te llevaría antes a su planta que a la calle si la otra persona aún sigue en el edificio. También sería capaz de acercarse a una planta en la que hay alguien dirigiéndose al ascensor para ahorrar tiempo.

Todo esto es posible gracias al “Internet de las cosas”, que permite a los ciudadanos ahorrar tiempo y tener mayor seguridad, especialmente en temas de movilidad. España es uno de los países pioneros en la implementación de la denominada tecnología Max en ascensores, la cual los conecta a una nube y hace posible predecir los problemas de mantenimiento antes de que ocurran, así como la sustitución de piezas y componentes cuando acaba su vida útil.

¿Qué te parece? Probablemente pase algún tiempo para que estos ascensores inteligentes lleguen a instalarse en nuestras fincas, pero seguro que podremos verlos muy de cerca.

 

Pablo pasaba una tarde fresca en su habitación, después de llegar de hacer las compras con sus padres. En la finca donde vivían reparaban el ascensor y habían tenido que subir hasta la séptima planta con las bolsas, toda una proeza de la cual habían terminado exhaustos.

A sus cortos 10 años, Pablo tenía una inteligencia prodigiosa y le encantaba entablar largas conversaciones con su padre a quien consideraba su mejor amigo en el mundo. Se puso a pensar entonces, cómo sería la vida si no existieran los ascensores, si cada día tuviera que subir las siete plantas por las escaleras. Inquieto, fue hasta el salón y se sentó junto a su padre en el sofá.

– Papá, ¿te imaginas un mundo donde no existieran los ascensores? ¿Cómo sería nuestra vida sin ellos? – le preguntó pasados unos minutos.

– Pues no, hijo. Eso sería muy complicado, ¿no crees?

– ¿Tú crees que sería posible? – instiga Pablo a su padre.

– Quizás, aunque todo sería muy diferente, claro. Nuestra sociedad en vertical, como la conocemos ahora, en este mundo que nos estamos imaginando, sería más bien horizontal. No existirían los edificios ni mucho menos los rascacielos. Los edificios altos serían impensables teniendo en cuenta que, en un mundo sin ascensor, estos sólo podrían tener máximo cinco pisos.

– Entonces, ni siquiera se hubieran podido construir las Cuatro Torres de Madrid, por ejemplo, ni tampoco existirían la Torre Eiffel o el Empire State. ¡Ni siquiera tu oficina! – Pablo vio cómo su padre reía para sus adentros, pero siguió hablando – Nuestra vida sería un constante sube y baja… ¡pero por las escaleras!

La casa se llenó de risas y el papá de Pablo no pudo evitar pensar en la maravillosa metáfora que le acababa de regalar su hijo.

– Si te pones a pensar, Pablo, así es la vida, un constante sube y baja. Como en un ascensor. Debes ir subiendo poco a poco, superando cada nivel y aprendiendo de las personas que se van subiendo a él. Algunas permanecerán hasta llegar a la última planta y otras bajarán pronto. Y en algunas oportunidades, cuando no podemos, sentiremos que debemos bajar la velocidad y esperar. Lo importante es que siempre estará ahí nuestro piso destino y terminará ese breve recorrido…

– Por eso me encanta hablar contigo, papá. ¡Gracias!

En Inapelsa Ascensores nos sentimos orgullosos de poder celebrar junto a todos los padres de nuestra familia esta fecha tan importante. ¡Feliz día!

 

En el trabajo, en casa, en un centro comercial… todos utilizamos el ascensor a diario o, al menos, con mucha frecuencia. Siempre suelen ser viajes muy normales, sin incidentes ni aventuras, pero hay que reconocer que en las películas no ocurre lo mismo. En la pantalla grande, son el escenario perfecto para un momento cargado de adrenalina que puede sacar lo peor o lo mejor de nuestros actores preferidos.

Y en honor al día más romántico del año, queremos recordar las escenas de amor en ascensores que nos han hecho suspirar.

Cuatro habitaciones (Four rooms) (1995)

 

Una nochevieja, en un hotel de Los Ángeles, un botones comienza su primer día de trabajo y vaya que está siendo difícil: es solicitado continuamente por los huéspedes de cuatro habitaciones. En una de ellas se han reunido unas brujas, en otra un hombre apunta con un revólver a su mujer que está atada a una silla, en la tercera dos hombres llevan a cabo una apuesta sumamente arriesgada y finalmente, en la cuarta habitación, un gánster y su mujer le piden que cuide a sus hijos para poder disfrutar la noche.

Romeo y Julieta (1996)

 

Cuando dicen historia de amor, pensamos inmediatamente en Romeo y Julieta. Esta versión de 1996 es moderna, pero si algo se mantiene es la pasión entre estos dos amantes, quienes corretean por la ostentosa fiesta de disfraces escapando de las rivalidades de sus familias, los Montesco y los Capuleto.

Matrix (1999)

 

Hay poco más que decir sobre Matrix, además, ¿a quién le viene mal un poco de privacidad en el ascensor? Neo y Trinity son, por mucho, la pareja perfecta. 

La cruda realidad (2009)

 

Abby Richter (Katherine Heigl) es una productora de televisión con una concepción muy particular acerca del amor. Esperando al hombre perfecto, a ese príncipe azul con el que tanto sueña, se ha quedado soltera. Muy pronto, sus jefes deciden integrarla en equipo con el polémico presentador Mike Chadway (Gerard Butler) a quien ella detesta profundamente, pero que al final la introduce en el mundo de la sensualidad y la atracción, que ella desconoce. Mike, guiándola para conquistar a otro hombre, termina perdidamente enamorado de ella. 

Drive (2011)

 

Driver” (Ryan Gosling) es un conductor con increíbles habilidades al volante y, ocasionalmente por las noches, ayuda a ladrones a escapar de escenas de crimen. Su mundo cambia cuando conoce a Irene (Carey Mulligan) y a su hijo pequeño en el ascensor del edificio donde vive. Cuando se encuentran de nuevo en el aparcamiento y el coche de Irene no arranca, decide ayudarla llevándola todos los días al trabajo.

Un giro inesperado se produce cuando Standard (Oscar Isaac), el marido de Irene, sale de prisión antes de tiempo por buen comportamiento y “Driver” debe protegerla de este hombre y las secuelas que deja en su vida su trabajo nocturno.

50 sombras de Grey (2015) 

 

Y por supuesto, es imposible pasar por alto la historia de Anastasia Steele y Christian Grey. ¿Cuál ha sido tu favorita? ¡Nosotros no podemos decidir! 

¿Vives en un edificio antiguo y no tienes ni idea de dónde podrían instalar un elevador? No te preocupes, siempre hay una solución para hacer tu edificio accesible. ¿Piensas que no hay hueco en la escalera? Te sorprendería saber que es mucho más fácil de lo que crees instalar un ascensor en un edificio, tan solo haciendo alguna modificación. Eso sí, muchas veces eso implica la solidaridad de los vecinos. ¿Quieres saber por qué? Permanece atento a lo que te vamos a contar.

Instalar un ascensor en el patio de luces

Uno de los lugares preferidos para instalar un elevador es en el patio de luces. ¿Por qué? Porque no hace falta tocar la escalera, con lo que se evita la obra de la misma, y no afea la fachada exterior, ni ocupa sitio en la acera. Así que muchas comunidades de vecinos eligen el patio de luces donde instalar un ascensor.

Haciendo hueco en la escalera

Como te comentábamos antes, otra de las opciones viables donde instalar un elevador es donde está la escalera. Muchas tienen hueco suficiente para colocar un elevador y convertir un ascensor viejo en accesible. Y no solo eso, instalar un elevador revaloriza el inmueble. ¿Quieres conocer otras ventajas?

Por el interior de las viviendas

Aunque te parezca una locura, otro lugar donde instalar un elevador es por el interior de las viviendas. Pero claro, para eso tienen que acceder los vecinos afectados.

Muchas veces el hueco de la escalera no es suficiente para instalar un elevador y se necesita ‘comer’ un poco de terreno a algunos inmuebles. En ese caso habría que solicitar permiso a los vecinos afectados por esta medida. ¡Muchos prefieren eso a tener el ascensor en la fachada!

La fachada, el lugar menos popular donde instalar un ascensor

Sin lugar a dudas, la fachada es el lugar menos elegido para instalar un ascensor. De hecho suele ser siempre la última opción. Pero muchas veces es totalmente necesario. Muchos edificios tienen las escaleras tan estrechas que es imposible dejar paso e instalar un elevador al mismo tiempo. Así que la única solución es hacerlo en la fachada. Por eso, os recomendamos que elijáis un ascensor que os guste y que afecte en menor medida como elemento intrusivo en la fachada.

Lo que está claro es que quienes quieren un ascensor, pueden hacerlo sin problema. ¿Sabías que había tantos lugares donde instalar un ascensor? ¡No dejes a tu edificio antiguo sin uno!

Si hace unos días de contábamos cómo ponerte de mejor humor en un ascensor, hoy venimos con una selección de las mejores bromas de ascensor de la historia. Quizás a las ‘víctimas’ de las bromas no les pusieses de demasiado buen humor el asunto, pero a muchos os sacará una sonrisa. Así que para celebrar el día de los Inocentes, os mostramos las más graciosas bromas de ascensor. Ahí van. Os advertimos que la mejor y con la que os vais a reír un buen rato es la última.

Mortal Kombat, una broma de ascensor con la que tener cuidado

Aquí vemos al actor disfrazado de uno de los personajes del videojuego Mortal Kombat, intentando simular que practica un ataque de artes marciales en el ascensor. ¡El susto que se llevan algunos es brutal! Aunque lo mejor es el chico que le planta cara. ¡Una broma de ascensor un tanto peligrosa para el actor! ¿Quieres ver cómo acabó?

Ahora caigo versión ascensor

¿Qué se os pasaría por la cabeza si cuando entráis en un ascensor el suelo se desploma bajo vuestros pies? Seguro que más de uno reza todo lo que sabe, a otro le pasa toda la vida por delante… Pero cuando aterrizáis en blandito, os daréis cuenta que tan solo ha sido una divertida broma de ascensor. ¡Esto es lo que pasó en Japón! ¿Queréis reíros un rato con las caras de las víctimas de la broma? Os recordará mucho al programa de televisión ‘Ahora caigo’. ¡No perdáis detalle! ¡Os encantará!

Muerto (de risa) en el ascensor

Una de las más conocidas bromas de ascensor es la del ataúd. ¿No la conocéis? Os dejamos el vídeo en la que la podéis ver entera. ¿Qué haríais vosotros si os encontráis en la misma situación? ¿Os daría miedo o no os lo tragaríais?

Ascensor panorámico, la mejor broma de ascensor sin duda

Si hay una broma que nos ha gustado por si originalidad y por lo bien que está hecha es la broma de ascensor panorámico. No os queremos dar más detalles, solo os invitamos a que la veáis entera. ¡No tiene desperdicio! 

¿A que os ha parecido una de las mejores bromas de ascensor que hayáis visto nunca? ¡Nosotros no hemos parado de reír! Sobre todo sabiendo que es imposible que pase eso en un ascensor de Inapelsa. 😉

Sin duda los mitos, leyendas y fobias que discurren al número 13 son incontables a lo largo de la historia. El cine ha contribuido a hacer la leyenda más grande y crear expectación alrededor de todo lo que contiene ese número. Y, sobre todo, el misticismo se ha reencarnado en los edificios de más de 13 alturas y, por consiguiente, llegar a la planta 13 en un ascensor.

Edificios que saltan la planta 13

Hay edificios, sobre todo hoteles, que saltan de la planta 12 a la 14. Otros prefieren ponerle un número o nombre alternativo. Depende de los gustos de cada uno, pero lo que está claro es que para muchas personas el 12+1 es un problema, y que nunca vivirían en esa planta. Así que los constructores, regentes de hoteles… no pierden nada por no incluir esa planta en su edificio.

Los que no sufrís ese problema pensaréis, ¿pero qué peligros piensan que sufren en esa planta?. ¿Qué tipo de suerte creen que sufrirán si suben hasta la planta 13 en un ascensor? El miedo está en la cabeza del que lo sufre y realmente las personas que padecen esa fobia, lo pasan realmente mal.

Origen del 13 como número de la mala suerte

Uno de los orígenes que se plantea sobre el miedo este número proviene del código de Hammurabi. Este código sumaba un grupo de normas escritas por el Rey de Babilonia en el año 1760 a. C. Las normas se listaban de forma contínua, una detrás de otra, pero no se incluía el número 13 en la lista. Lejos de lo que puedas estar pensando, no se trataba de ningún tipo de superstición sino que fue un error en la traducción.

Otra de las teorías del poco amor que tenemos en general a este número es por venir después del 12. ¿Que qué tiene que ver eso? Bien sencillo, el número 12 se considera un número perfecto ya que el año tienen 12 meses y el día dos franjas de 12 horas. Así que el 13 simplemente tiene la mala suerte de ir después del 12.

En la cultura cristiana se habla de los 13 asistentes a la última cena y de que uno de ellos muere (Jesucristo). De hecho, hoy en día sentarse trece personas a una mesa es símbolo de mala suerte porque se dice que uno de ellos morirá próximamente. ¿Realidad? Pues claro que no.

Siguiendo con la tradición cristiana, se piensa que Jesucristo fue crucificado un 13 de abril.

Cambiando de tercio, ligado al paganismo también está el número 12+1, como no. Se cuenta que los aquelarres estaban formados por 13 brujas. ¿Os pensáis que siempre era así? Pues seguramente no, pero queda para todos la superstición del número 13.

Hay muchas más teorías sobre el origen del número 13, pero está claro que hoy en día ha adquirido mucha más importancia de la que él seguramente quisiera. Aunque España no se caracteriza por ser un país de grandes rascacielos, os invitamos a buscar un ascensor que no tenga el botón con el número de la mala suerte y hacérnoslo llegar. ¡Desde Inapelsa nos encantaría que nos lo contaseis en comentarios!

¿Habéis visto alguna vez publicidad en ascensores? Quizás alguno de vosotros os hayáis encontrado algún tipo de vinilo en las puertas de apertura hacia la cabina del ascensor. Otros seguro que recordáis algún anuncio célebre que nosotros os recordamos hace tiempo en un post.

Hoy venimos a contaros los diferentes tipos de publicidad en ascensores y actualizaros con otros anuncios grandes en los que el ascensor se convirtió en un protagonista más del medio. ¿Se os viene a la mente algún anuncio de ascensor? Pensad durante un minuto y si no se os ocurre nada, podéis seguir leyendo para despejar las dudas.

¿Dónde se puede encontrar la publicidad en ascensores?

Puertas de los acensores

El lugar más común donde encontrar la publicidad en ascensores es en la puerta. Quizás sea uno de los lugares ‘más rentables’ porque lo ve todo el mundo, tanto los usuarios del ascensor como las personas que pasan junto a él. Además, se han logrado propuestas creativas muy logradas para que vistan al ascensor sin resultar ‘nocivas’ al aspecto general del edificio.

Interior de la cabina

Otro de los lugares más comunes para insertar la publicidad en ascensores es el interior de la cabina. Tanto el lugar que suele ocupar el espejo como los laterales del ascensor, junto a la botonera, son lugares perfectos para instalar cualquier tipo de anuncio. ¿Sabes lo que es conseguir captar la atención durante varios segundos de personas que no tienen otra cosa mejor que hacer que desgranar el contenido de tu publicidad en ascensores?

Publicidad combinada: exterior más interior

Publicidad en ascensores

Uno de los ejemplos más exitosos de publicidad en ascensores es sin duda este anuncio de Superman que combinó la publicidad en las puertas del ascensor con el interior de la cabina. Este anuncio simula que Superman se abre la camisa y aparece su segundo atuendo debajo (en el interior de la cabina). Una manera magistral de combinar visualmente interior y exterior. Además, se consigue la doble función de exponerse en el exterior para ampliar el público al que llega el anuncio y aprovechar los segundos de atención.

Pantallas LED

Aprovechando el permanente uso de la tecnología, un lugar estupendo para instalar publicidad en ascensores son pantallas LED. Éstas están instaladas en el interior de la cabina y pueden mostrar diferente información. Están bastante extendidas en los hoteles, ya que así aprovechan para informar a sus huéspedes de las diferentes novedades del día.

Anuncios en ascensor: los más populares

Además de los que te contamos en nuestro otro post sobre publicidad en ascensores, te queremos mostrar alguno más.

Cruzcampo especial, el más especial de 2018

Groupama, sentirse seguro dentro de un ascensor

Trivago, ¿os acordáis de este anuncio en un ascensor?

Publicidad en ascensores y los ascensores protagonistas de los anuncios, lo que está claro que estamos muy de moda. ¿No creéis?

 

El ascensor es uno de esos lugares en los que puede pasar de todo y en el que se producen varios sentimientos encontrados. Desde la persona que sufre fobia al ascensor y tiene que superar su angustia, pasando por el que no sabe de qué hablar y terminando por los que disfrutan de lo lindo en nuestros espacios preferidos. Para estos últimos va dedicado este post, porque ellos tienen las claves para ponerte de mejor humor en el ascensor.

Mírate al espejo y sonríe, es la mejor clave para ponerte de mejor humor en el ascensor

¿Qué mejor manera de empezar el día que con una sonrisa? Aunque te cueste, ya que madrugar no le gusta a nadie, cuando se abran las puertas del ascensor dedica a la persona que se refleja en el espejo tu mejor sonrisa. ¿A que se agradece ver una cara amable desde tan pronto? Y qué mejor si es la de uno mismo cargado de buenas energías. ¡Os aseguro que no hay mejor manera para ponerte de mejor humor en el ascensor!

Mantén conversación con tus vecinos positivos

Si vives en comunidad, te habrás cruzado con todo tipo de personas: alegres, pesimistas, habladores, rancios… Para ponerte de mejor humor en el ascensor, intenta focalizar tus esfuerzos en los que te transmitan positivismo y alegría. ¡Los niños suelen ser un acierto! ¡Seguro que te arrancarán una sonrisa! Deja de lado a ese vecino que lo único que transmite son quejas y ‘mal rollo’. ¿Sabes el típico que cada vez que te cruzas dice ‘otra vez al curro’, ‘menudo día hace hoy, para no salir de casa’? A ese te sugerimos que lo ignores si lo que quieres es ponerte de buen humor en el ascensor.

Bromas de ascensor, para los más atrevidos

No te sugerimos que las recrees, pero sabemos que hay muchas bromas que nos han hecho llorar de la risa. Te dejamos una para que mejores tu humor en el ascensor, pensando que no te la han hecho a ti. ¿Eres de los que aguantaría este tipo de bromas o por otra parte no te haría ninguna gracia ‘sufrirlas’ en tus propias carnes?

Piensa en las escaleras, siempre puede ser peor

Si piensas, vale muy bien, pero ‘yo soy el negativo y pesimista que carece de humor en el ascensor’, ¡no te preocupes! Tenemos algo para ti. Si eres de los que no puede sonreír al verse en el espejo, mantener una conversación positiva y que no le hace ninguna gracia las bromas de ascensor, podemos darte una solución para todos tus males: podría ser peor. Imagínate que además de ‘tu día horrible’, ‘el cansancio acumulado’ y ‘el mal tiempo’ se juntase con que se ha estropeado el ascensor y tengas que subir hasta el octavo por las escaleras. ¿A qué podría empeorar el día? ¡Pues lo dicho! ¡Sonríe y verás como mejora tu humor en el ascensor!

Desde Inapelsa te proponemos que practiques estas cuatro claves para mejorar tu humor en el ascensor. ¿Quién dijo que un ascensor no da la felicidad? ¡Pídenos presupuesto para renovar el tuyo!

Como sabéis, en Inapelsa somos amantes del séptimo arte y esta vez os traemos momentos en ascensor llevamos a la pequeña pantalla. Ni os imagináis lo que nos ha costado elegir entre tantos. ¿Se os ocurriría algún momentazo de ascensores en serie? Netflix, HBO, ABC… en todas encontrarás a vuestros personajes favoritos manteniendo una bonita conversación, liberando tensiones o escuchando sus propios pensamientos.

Anatomía de Grey, la reina del ascensor en serie

Si hay una serie que ha mostrado un ascensor casi cada capítulo es Anatomía de Grey. La veterana serie de ABC utiliza el ascensor en el hospital no solo para transportar enfermos, sino que se mantienen verdaderas conversaciones trascendentales. Es sin duda una de las auténticas ‘Ascensores en serie’. Tanto es así que los fans de la serie han elaborado varios vídeos con los mejores momentos de la serie en el ascensor.

Dexter, no es un asesino de ascensor

Si os pensáis que el momento del ascensor en la serie de Sho sería del archiconocido asesino ético de la televisión transportando a un cadáver, estáis muy equivocados. Uno de los célebres momentos de ascensores en serie de Dexter, es de su hermana Debra realizando una actuación plagada de su palabra preferida. 😉

Fargo, sangre de ascensor

Fargo es sin duda una de las mejores series de la televisión. Y por ello hemos tenido que buscar un momentazo de ascensores en serie en ella. Disfrutad del maravilloso diálogo entre los actores Billy Bob Thornton y Martin Freeman. ¡Magistral!

Blindspot, una bonita casualidad de ascensor

La serie Blindspot que emite Antena 3 deja uno de esos momentos que a muchos le gustaría vivir. Entrar a un ascensor y encontrarte con este espectacular chico con demasiado calor. ¡Uno de los más agradables ascensores en serie de hoy!

Revenge, encerrados en  un ascensor

Uno de los ascensores en serie que no podía faltar es el clásico momento de ‘encerrados en un ascensor‘. Hemos elegido éste de la serie que aquí en España emitió Telecinco. ¡Seguro que muchos fans lo recordáis! Y, para que no os pase como a los protagonistas, puedes contactar con nosotros para que te presupuestemos un mantenimiento 🙂

Friends, la clásica que no podía faltar

Si hay una SERIE en mayúsculas es Friends. Quizás no sea la mejor serie de la televisión para todos, pero sí para la gran mayoría. Pero seguro que pensamos todos que es la mejor sitcom de la historia. Por ello, hemos recopilado este momento de ascensores en serie que llevó a la buena de Rachel a mantener un cómico momento.

Y hasta aquí nuestra primera edición de ‘Ascensores en serie’ de Inapelsa para homenajear al ‘Día de la televisión’. ¿Os acordáis de algún otro momento célebre de ascensores en la tele? ¡Dejadlo en nuestros comentarios!