¡Luces, polvorones y acción! No queda nada de nada para dar la bienvenida a la época más dulce del año. Llega la Navidad, y para que no falte de nada, Inapelsa ha hecho una selección de los 5 títulos de películas navideñas que tienen una destacada escena que ocurre dentro de un ascensor. ¿Se te ocurre alguna? Leer más

¿Te gusta leer? ¿Te llama la atención un libro por su título? ¿O por su original portada? Las historias y sus diferentes puntos de vista son infinitos. En este post de Inapelsa hemos hecho una recopilación de títulos de libros que contienen la palabra “ascensor”. ¿Qué historias insospechadas puede un ascensor detonar? En un espacio tan reducido pueden pasar muchas muchas cosas… ¿Se te ocurre alguna? ¡Descúbrelas!

 1. Historias de ascensor: Xavier Alcover

Historias de ascensor son una serie de relatos centrados en la actualidad llenos de humor y de costumbrismo escritos por Xavier Alcover. ¿Qué tienen en común todas estas historias? ¡Un ascensor! Todas las breves historias de este libro y el punto de encuentro de los principales protagonistas, vecinos en su mayoría y además muy variopintos… ¡Ocurren en un ascensor!

Siempre he pensado que la vida es como un ascensor, con sus subidas, bajadas y lleno de pequeñas historias.

 2. Charlie y el gran ascensor de cristal: Roald Dahl

¿Qué pasaría si el señor Wonka le diera a Charlie su fantástica fábrica de chocolate? En este cuento escrito por el gran autor de literatura infantil, Roald Dahl, Charlie acompañado de su familia se monta en un gran ascensor de cristal que sube y sube hasta entrar en órbita. Al llegar al espacio, se encuentra con personajes monstruosos con los que vivirá increíbles aventuras.

 3. Los extraños sucesos del bloque sin ascensor: Antonio González Prado

Estoy seguro de que alguna vez te habrán hablado de ese edificio altísimo que se levanta al lado del parque. Pero si no eres de mi barrio me temo que no sabes nada de sus vecinos, ni de sus fantasmas, ni siquiera de su ascensor, y apuesto a que no has cruzado dos palabras con Marcelina, la portera. Yo, en tu lugar, no esperaría a que me lo contara otro, aprovecha que me tienes en tus manos y deja que te enseñe algunos de los secretos que solo yo conozco y que no te dejarán indiferente. Pero, eso sí, apaga la luz y agudiza tus orejas, que los secretos se cuentan en voz baja.

 4. Teoría del ascensor: Sergio Chejfec

Si ha tenido infinidad de sueños con ascensores. El que mejor recuerda se trataba de un inmenso conjunto de edificios. Los ascensores no solo iban de piso en piso, como lo hacen normalmente, sino que viajaban de un edificio a otro, estableciendo conexiones por lo general diagonales en desplazamientos que podían demandar hasta 30 minutos. Como el sueño se produjo en la era predigital, recuerda que las botoneras ocupaban las cuatro paredes, porque cada nivel o piso de cada edificio requería su propia tecla.

 5. Tercero sin ascensor: Lara A. Serodio

Tercero sin ascensor es una alocada comedia de enredos escrita por Lara A. Serodio. ¿Quién no ha vivido alguna vez una noche de infarto? Citas, novios, amigas, encuentros surrealistas, decisiones extremas, aventuras, confidencias, conversaciones de móviles, nuevos inquilinos que van y vienen en busca de un tercero sin ascensor…

Como puedes ver los ascensores suben y bajan, nos facilitan la vida y hasta tienen tirón para escribir un libro… En Inapelsa tenemos muy en cuenta todos los detalles para que tus viajes en ascensor sean una experiencia de calidad y segura. ¡Nos encantan las historias que ocurren en ellos! ¿Qué título te ha llamado más la atención? ¡Deja un comentario y cuéntanoslo!

Las tendencias artísticas son muy variadas y diferentes. A lo largo de los siglos se han experimentado muchas corrientes y modalidades: desde las más conservadoras y académicas hasta las más creativas y surrealistas. En la actualidad, el arte encuentra nuevos medios de expresión nunca imaginados. Y un medio de transporte, en principio con poco margen para el arte, como los ascensores, se convierte en un lugar atrevido donde poder manifestarse artísticamente. ¡En este post de Inapelsa veremos ejemplos de arte en ascensores!

¡El ascensor convertido en galleta!

El artista Damien Hirst y el famoso chef Heston Blumenthal saben como causar impacto y llamar la atención. ¿Qué hicieron? Tuvieron la ingeniosa idea de crear pegativas adhesivas con forma de galleta y con sabor dulce que se llenaron en las paredes de un ascensor de un edificio de Londres. ¡1325 apetecibles cookies! La instalación de esta obra de arte estuvo viva durante un mes y fueron muchas las personas que tuvieron curiosidad por probar las galletas de este novedoso ascensor. Además, las paredes del elevador estaban a prueba de higiene y cada vez que una galleta era degustada, un operario se encargaba de cambiarla por otra nueva. ¿Te hubieras atrevido a probar estas divertidas galletas?

La Divina Comedia en un ascensor de un hotel de Nueva York

El artista Marco Brambilla fue quien estuvo al mando de este proyecto. Destaca en su faceta de videoartista con montajes e instalaciones muy elogiadas en festivales de gran importancia. ¿Qué hizo en los ascensores del hotel Standard de Nueva York? ¡Impresionante! Las paredes del elevador se convirtieron en un lugar de proyección de contenido audiovisual y los usuarios que allí entraban se asomaban a una ventana donde podían observar un dantesco espectáculo. Los vídeos proyectados seguían el mismo movimiento del ascensor. ¡Un efecto de sincronización muy inmersivo para todos los pasajeros!

Música inteligente en los ascensores de Sídney

¿Te imaginas que la música del ascensor que estás utilizando cambiara a medida que hay más o menos pasajeros? Esto es lo que han hecho en un hotel de Sídney. En sus ascensores han instalado sensores que detectan la cantidad de gente que hay en cada momento y según el número de personas la música va cambiando. Probablemente si van solo dos personas suene algo romántico… mientras que, si en el ascensor hay cuatro o cinco personas, la música cambie a algo marchoso y fiestero. ¡Subir o bajar en ascensor se convierte en una experiencia única con esta propuesta creativa!

El ascensor de la casa Batlló en Barcelona

El arquitecto Gaudí convirtió un elemento considerado meramente funcional, un ascensor, en una pequeña obra de arte. Uno de los sellos de identidad de las obras modernistas es la búsqueda de la armonía y la belleza. En esta corriente destacó el empleo de líneas curvas y asimétricas y se representaban temas relacionados con la naturaleza. El ascensor de la casa Batlló, se caracteriza por la presencia de vidrieras de colores que juegan con las luces de los patios interiores y crean diversos efectos ópticos.

Estos son algunos de los ejemplos que desde Inapelsa hemos recopilado de arte en ascensores que más nos han llamado la atención y más creativos nos han parecido. Y tú, ¿qué harías en el elevador de tu edificio para sorprender a todos tus vecinos? Consulta nuestro catálogo y descubre nuestros ascensores personalizables. ¡Elige cómo quieres que sea tu ascensor!

 

 

 

 

 

 

 

Desde que se inventaron los ascensores de pasajeros la principal ambición de las ciudades y de los edificios ha sido la altura y la verticalidad. ¿Cuál crees que es el edificio más alto del mundo? ¡Te lo revelamos! Tiene una altura de 828 metros, para su construcción participaron más de 12.000 personas de 30 países diferentes, costó 1500 millones de dólares y tiene el ascensor más veloz del mundo.

El Burj Khalifa o Torre Califa es el edificio más alto del mundo

Se encuentra en Dubái y el edificio es tan alto que cuando hay un día despejado se puede ver a 100 kilómetros de distancia. Por el momento cumple el récord de altura, pero tiene un competidor que quiere superarle: se trata de la Jeddah Tower en Arabia Saudí, el primer edificio que superará el kilómetro de altura y cuya finalización se calcula que será en el 2020.

¡El gigante ganador por el momento es el Burj Khalifa! Pero su récord de altura no es el único. También tiene el mirador, la discoteca, el restaurante más alto del mundo y el espectáculo de fuegos artificiales de final de año más brutal.

Su ascensor es el más veloz del mundo

Las cosas de palacio, en el Burj Khalifa, no van despacio. ¡Su ascensor es el más rápido que existe! ¿Te imaginas la distancia que recorre en un minuto? Nada más y nada menos que medio kilómetro en un minuto. Tiene capacidad para transportar a 14 personas y va a una velocidad de 36km/h. Cuando se hizo el plan de construcción se tuvieron en cuenta todos los detalles, por ello, en caso de emergencia o de incendio cuenta con elevadores de seguridad con capacidad de 5 toneladas y habitaciones de seguridad, localizadas cada 25 pisos y dotadas de aire presurizado.

Curiosidades sobre el edificio más alto del mundo

  • En su entrada hay unas fuentes danzantes que protagonizan espectáculos cada media hora cuando oscurece. Las fuentes del Burj Khalifa reúnen a miles de turistas cada noche y están inspiradas en las del Hotel Bellagio de Las Vegas.
  • El exterior del Burj Khalifa está recubierto de 26.000 paneles de cristal. Para que te hagas una idea, con esa impresionante cantidad de cristal se podrían cubrir más de 15 estadios de fútbol. No se trata de un cristal cualquiera, sino que está diseñado especialmente para soportar el calor del verano de Dubái.
  • Para los amantes del riesgo, este edificio es una joya desde donde saltar con paracaídas. Dos de los mejores especialistas en una de las disciplinas más modernas del paracaidismo, el freefly, Fred y Vince lograron el récord mundial de esta especialidad saltando sobre este edificio al que se le puso una plataforma temporal que les permitió ganar metros de recorrido.

En Inapelsa pensamos que la innovación y la tecnología son un aspecto clave a tener en cuenta siempre en el desarrollo de los ascensores. Y lo hacemos posible gracias a nuestro departamento de I + D en constante investigación tecnológica para el desarrollo de nuevos productos enfocados en mejorar la eficiencia energética, la fiabilidad, la seguridad, confort y diseños de todos los elevadores y ascensores que fabricamos. ¿Quieres más información sobre nuestros ascensores?

Los utilizas con mucha frecuencia, no puedes ni imaginar cómo llegarías hasta las plantas más altas de los edificios si no existieran… pero la verdad es que sabes muy pocas cosas sobre estas máquinas que te ahorran diariamente muchísimos pisos de escaleras.

¿Cuándo se inventó el primer ascensor o por qué se puso música ambiente en ellos? En Inapelsa hemos hecho una recopilación de algunas de las cosas más curiosas que seguro que no sabes de los ascensores y que ¡te van a resultar sorprendentes!

El primer elevador de pasajeros fue instalado en 1857 en Nueva York

A principios del siglo XIX Nueva York comenzó a crecer vertiginosamente. Unido a este crecimiento se empezaron a desarrollar los rascacielos. En este nuevo concepto de ciudades verticales tuvo un papel decisivo la aparición del ascensor, sin el cual la transformación del urbanismo tal y como hoy lo conocemos no se hubiera producido. Los montacargas y los ascensores de vapor ya existían desde bastantes años atrás, pero no eran muy seguros.

Elisha Graves Otis es el nombre que hay detrás de esta innovación. Un invento que funcionaba propulsado por una máquina de vapor que permitía elevar hasta seis personas a una velocidad de doce metros por minutos en un edificio de cinco pisos. Este cambio aumentó la confianza pública en los ascensores lo que fue fundamental en el crecimiento de la construcción de los grandes rascacielos de Nueva York.

La torre Eiffel en 1889 tenía cinco elevadores hidráulicos impulsados por vapor

La torre Eiffel es uno de los monumentos más emblemáticos del mundo. Fue construida entre 1887 y 1889 para conmemorar el centenario de la Revolución Francesa y para demostrar la fuerza industrial del país en ese momento. En junio de 1889, empezaron a funcionar cinco ascensores hidráulicos para transportar a los visitantes. Con motivo de la Exposición Universal de 1900 Gustave Eiffel modernizó la tecnología inicial de elevación y hoy en día, todavía se conservan dos de los ascensores originales.

El primer elevador fue inventado por el matemático Arquímedes

Arquímedes fue un brillante ingeniero, matemático e inventor. Dos de sus inventos, la polea compuesta y el tornillo de Arquímedes, marcaron un antes y un después en el desarrollo del ascensor.  El primer invento, la polea compuesta, es una máquina simple que sirve para trasmitir fuerza y se basa en el principio de la palanca.

El segundo, el tornillo de Arquímedes, sirve para transportar cualquier cuerpo o fluido elevándolo de un sitio a otro. Estos descubrimientos despejaron muchas incógnitas para el posterior invento del ascensor hasta como lo conocemos en la actualidad.

 

La música dentro de los elevadores apareció en los años 20

La música de fondo que escuchamos en las tiendas, supermercados, restaurantes o ascensores se conocemos como Muzak. Surge en los años veinte en los elevadores para que la gente que utilizaba los ascensores de los rascacielos se tranquilizase al subir o bajar en este medio de transporte tan pequeño y para evitar las posibles peleas entre desconocidos.

En los años 40 la música Muzak se empezó a utilizar en fábricas y empresas con el objetivo de aumentar los índices de productividad de sus empleados reduciendo su estrés con la música.  Hoy en día, sigue presente en muchas partes y es un fenómeno de mercado que promueve el consumo.

Uno de los ascensores más impresionantes del mundo está en Berlín 

Se encuentra en el Hotel Radisson Blu y fue diseñado y construido en 2003.  Tiene forma cilíndrica y un tamaño de 25 metros de altura por 12 de diámetro, una capacidad de casi un millón de litros de agua marina y en su interior viven más de 2000 peces de 50 especies diferentes. Costó más de 12 millones de euros y es uno de los reclamos más importantes del hotel.

Estas son algunas de las cosas curiosas sobre ascensores que a Inapelsa le parecen más interesantes. ¿Conocías alguna? En Inapelsa pensamos que conocer la historia pasada es fundamental para dejar huella en el presente y trabajamos constantemente por ofrecer el mejor servicio a nuestros clientes y facilitarles el día a día con productos innovadores y seguros.

¿Te gustaría leer más cosas alucinantes sobre el mundo de los ascensores? Te invitamos a pasarte por nuestro blog y a leer todos nuestros artículos.

 

 

 

Las conversaciones en el ascensor se caracterizan por ser intrascendentales y breves. No hay que olvidar, que los seres humanos, somos por naturaleza seres sociales y tenemos el don de la palabra para comunicarnos y expresar nuestros pensamientos, sentimientos, reflexiones… Por eso, aunque algunas veces compartamos ascensor con gente muy introvertida que no pronuncia palabra, lo normal es establecer una rápida conversación cuando coincidimos con alguien en el ascensor. ¿Cuáles son los temas estrella que comentamos en nuestros viajes de ascensor?

El tiempo

Probablemente hablar del tiempo se lleve la medalla de oro al más frecuente. Sea verano o sea invierno. Siempre hay algo que decir con respecto al tiempo. ¡Qué calor tan horrible! ¡Qué buen tiempo hace, qué gusto! ¡A ver si deja de llover ya…! y tantos comentarios más. Son temas poco importantes que sin invadir la vida privada de quien va en el ascensor transmiten cercanía, simpatía y pueden dar pie a otros temas.

La familia

En una comunidad de vecinos es muy habitual recurrir a este tema de conversación en el ascensor. “El otro día me crucé con tus hijos, ¡qué mayores están!” ¿Qué tal está tu marido?, o ¿cómo están tus padres? Estas preguntas dan pie a que la otra persona te cuente cosas, o a que te haga las mismas preguntas a ti y, muchas veces, el tema familiar es un hilo de conversación que da para muchos otros viajes más.

La actualidad social o el fútbol

Hay muchos vecinos con vocación frustrada de periodistas o comentadores deportivos que durante los viajes en el ascensor no pueden reprimirse. “Acabo de leer en el periódico que…” o “Vaya partidazo el del otro día, ¿lo viste?” La actualidad y la información son temas muy frecuentes que se suelen sacar en el ascensor antes de ir en completo silencio.

La salud

Es un clásico y mucho más, si ya has hablado sobre este tema otras veces con tu vecino. Se comparten dolencias, resfriados… y siempre se comenta algún remedio mágico o natural para lo que te pasa. Lo más recomendable es hacerle una visita al médico antes que probar el remedio milagroso de tu vecino…

El trabajo

Si es muy temprano por la mañana y bajas en el ascensor con tu vecino, seguro que acabáis hablando del trabajo. ¡Qué madrugadores! ¡Si no trabajara tan lejos aún estaría durmiendo! ¡Qué horror el atasco que me espera ahora! Y al final, se acaba hablando del lugar en el que trabajas, del tiempo que llevas en esa empresa, incluso puede ocurrir que tengáis alguien en común que os relaciones…

En Inapelsa, pensamos que estos son los temas más habituales de conversación en un ascensor. Pero cada persona es un mundo, y cada comunidad de vecinos otro. Así que, ¡deja tu comentario y cuéntanos la mejor o la peor conversación de ascensor que hayas tenido!

 

Los ascensores acortan mucho las distancias. Y, como si de un poder mágico se tratase, podemos subir diez, veinte, treinta o cuarenta plantas en un abrir y cerrar de ojos pulsando un botón. Si bien es cierto que utilizando un ascensor no vamos a perder esos kilos de más, dentro de un ascensor, se dan las cualidades perfectas para que ocurran historias curiosas y anécdotas divertidas que pueden marcar un antes y un después en tu día.

Lo más cómodo para todos es coger el ascensor solo, así no tienes que hablar sobre el buen día que hace, o sobre el partido de fútbol del domingo. Te puedes mirar al espejo descaradamente todas las veces que quieras, arreglarte el pelo, la corbata, el maquillaje, ¡y hasta soltarte algún piropo! Pero esto sucede muy pocas veces. La mayoría de ellas,  coincidimos con alguien en el ascensor. Y es entonces cuando ocurren historias curiosas.

Hay amores que no caben por la puerta

 

Y si no, que le pregunten a Mario Casas. Cuenta el actor en una entrevista, que hay mucha gente que quiere darle muestras de cariño. Y no siempre de la manera más esperada…

“Me acuerdo de un ascensor, en Chile, en el que quisieron entrar 150 personas, entonces el ascensor empezó a ceder…”

Menudo susto. Y es que tanto amor, igual necesita un espacio más grande.

Quizás este tipo de historias nos recuerden lo importante que es respetar ciertas normas de seguridad, que nos pueden ahorrar más de una  sorpresa.

 

Que la inspiración te pille en movimiento

 

Sí, sí, subiendo y bajando. Porque, los ascensores también pueden ser la cuna de muchos proyectos creativos.

Así le ocurrió a Tomasz Emil Rudzik, tras vivir tres años en el extranjero en una residencia universitaria alemana de 19 pisos.

Resulta que para romper con su anonimato y conocer gente nueva, tomó una decisión: pasar una semana en el ascensor del edificio, durante todo el día, hasta que empezase a crear vínculos con las personas que allí se subían. Increíble experimento, ¿no?

Rudzik Cuenta que fue testigo de toda clase de situaciones: “había disputas, lágrimas, todo tipo de emociones y situaciones que daban para contar anécdotas impensables ”. Tiempo después, ésta experiencia personal se convirtió en su primer largometraje “Desesperados on the Block”.

¿Serías tú capaz de hacer algo así? Quién sabe, igual te haces con el próximo premio Goya de la temporada…

El caso es que resulta sorprendente cómo en un espacio tan pequeño, pueden darse situaciones tan curiosas.

Así que no subestimes el poder de unos segundos dentro de un ascensor, pueden ser el principio de una gran historia.

¿Te gusta el cine? ¿Has visto muchas películas en tu vida? Entonces con toda seguridad habrás sido testigo de más de una escena famosa rodada dentro de la cabina de un ascensor.

Pero más allá de ser un simple escenario, los elevadores en el cine se convierten en verdaderos protagonistas de la acción. Historias de amor y desamor, ataques de pánico, grandes luchas de superhéroes o aventuras fantásticas son solo algunas de las mil historias que se viven en estos pequeños espacios.

Y hoy en Inapelsa hemos recopilado algunos de estos míticos momentos cinematográficos. ¿Estás preparado? Te enseñamos 8 ascensores de película que han conquistado a más de un espectador.

Ascensores de película romántica

(500) Días juntos, la música une a Tom y a Summer

Tom trabaja escribiendo tarjetas de felicitación y cree ciegamente en el amor. Summer es secretaria y desde que sus padres se separaron dejó de creer en la existencia del amor verdadero. Los dos son compañeros de trabajo y, aunque Tom piensa que ella está fuera de su alcance, pronto se da cuenta que tienen mucho más en común de lo que él piensa.

¡Como la música! En esta escena ambos descubren que el amor por Los Smith es una de las muchas cosas que los unirán… hasta que se acabé todo.

Ascensores de película de ciencia ficción

Origen, el ascensor de los recuerdos

Dom Cobb es experto en apropiarse de las ideas de las personas mientras estas están durmiendo. Su extraña habilidad, lo convierte en un espía muy cotizado, pero también lo condena a ser un fugitivo y a vivir alejado de sus hijos. La única forma de volver con sus pequeños es hacer lo contrario a lo que siempre ha hecho: implantar una idea en el subconsciente de una persona.

Pero todo se complica cuando alguien de su pasado aparece en medio de la misión y empieza a hacerle dudar de todo lo que tiene a su alrededor. Y en esta escena, será un ascensor el que descubra los más profundos y secretos recuerdos de Cobb.

Ascensores de película fantástica

Charlie y la fábrica de chocolate, el ascensor de cristal

Charlie, un niño muy bueno que es hijo de una familia muy pobre, gana un concurso para visitar durante un día la gigantesca fábrica de chocolate del excéntrico Willy Wonka. En su aventura lo acompañan otros 4 niños, pero solo uno de ellos podrá hacerse con un premio muy especial que no será revelado hasta al final.

Una vez dentro de la fábrica, Charlie vivirá miles de momentos alucinantes entre toneladas de chocolate, Oompa Loompas y experiencias de lo más curiosas. Como la que se ve en esta escena, cuando Charlie, su abuelo y el señor Woonka viajan por primera vez en un ascensor de cristal muy particular.

Ascensores de película cómica

Misterioso asesinato en Manhattan, el ataque de pánico de Larry

Carol y Larry son una pareja convencional. Están casados, viven en Manhattan y tienen una vida normal. Hasta que Carol empieza a sospechar que su vecino ha asesinado a su mujer y se pone a investigar. Larry la tacha de paranoica, pero se une de mala gana a la investigación empujado por los celos hacia Ted, un amigo de su esposa que se ofrece a ayudar.

A partir de ahí, empiezan a suceder toda clase de situaciones cómicas. La muestra, es esta hilarante escena en la que se quedan encerrados en el ascensor, Larry sufre un ataque de pánico y… ¡descubren un cadáver!

Ascensores de película romántica

La cruda realidad, el primer beso de Abby y Mike

Abby es una productora de televisión con una vida sentimental que deja mucho que desear. Mike un presentador gamberro del canal de la competencia que se dedica a dar consejos sobre relaciones de pareja. Cuando los jefes de Abby deciden contratar a Mike para hacer parte del equipo del programa, ambos empiezan a tener una relación profesional muy especial que pronto terminará convertida en algo más.

Una pequeña muestra de lo que pasará, es esta escena en la que Abby y Mike se dan su primer beso en el ascensor de un hotel.

Ascensores de película romántica

Serendipity, el ascensor del destino

Sara y Jonathan se conocen por casualidad una Navidad mientras están de compras por las calles de Nueva York. El encuentro es tan intenso que quieren seguir viéndose, pero, como ambos tienen pareja, no se atreven. Así que deciden dejarle la decisión al destino y esperar a que el tiempo para ver qué sucede.

Y en esta escena precisamente, el ascensor es escenario y testigo de uno de sus primeros intentos fallidos por descifrar si estaban destinados a estar juntos. ¿Se encontrarán con los años? Para saberlo, vas a tener que ver la peli completa.

Ascensores de película cómica

El apartamento, charla con la ascensorista

C.C Baxter es un empleado de una compañía de seguros de Manhattan y tiene muchas ambiciones de conseguir un ascenso. Por eso, le presta ocasionalmente su apartamento de soltero a sus superiores para que puedan tener citas amorosas en secreto, esperando que gracias a esto decidan mejorar su posición en la empresa.

Pero todo se complica cuando se enamora de la ascensorista del edificio que podemos ver en esta mítica escena. ¿Por qué? Pues nada más y nada menos que porque resulta ser la amante de uno de sus jefes.

Ascensores de película de acción

Capitán América: el soldado de invierno, lucha en el ascensor

En la segunda entrega del Capitán América, vemos a Steve Rogers intentando adaptarse al mundo moderno y a su nueva vida en Washington. Pero como era de esperarse, el famoso superhéroe termina envuelto en una misión para salvar al mundo de una peligrosa amenaza.

En esta escena, lo vemos en un ascensor luchando contra un grupo de agentes especiales. ¿A que ya sabes quién gana?

Ascensores de película de todo tipo

121 ascensores de película en menos de 2 minutos

En Inapelsa hemos hecho una pequeña selección de míticas escenas de película rodadas en un ascensor. Pero, por supuesto, existen muchísimas más para recordar. Una muestra, es este vídeo de YouTube en el que, en 1:20 minutos, nos enseñan 71 ascensores de película. ¡Una pasada!

Esperamos que te haya gustado esta entrada y que disfrutaras viendo las escenas recomendadas. ¡Seguro que después de leernos vas a estar más atento en el cine para detectar nuevos momentos alucinantes rodados en estas pequeñas cabinas!