evitar accidentes en un ascensor

Los ascensores son aparatos extremadamente seguros cuando cumplen con las normativas, revisiones, y mantenimiento periódicos y obligatorios.

Sin embargo, no hacer un uso responsable de ellos puede acarrear incidentes. Un uso irresponsable es lo que muchas veces confundimos con una broma, pero no debemos jugar con algo que puede poner en peligro no sólo nuestra seguridad, sino la de todos los que van en la cabina.

Debido a que hay situaciones que son poco habituales que sucedan, solemos desconocer cómo deberíamos actuar en el caso de que nos viéramos en ellas. Por ejemplo, un salto de los plomos que deje sin luz el ascensor, una subida de tensión, unas puertas a medio abrir o un objeto caído por la rendija de la cabina. En estos casos lo primero siempre es llamar al servicio técnico y nunca tratar de solucionarlo nosotros, puesto que podemos ocasionar daños mayores.

Para evitar que ocurra el más mínimo percance, debemos tener una actitud responsable en el uso de un ascensor.

Qué no debemos hacer en un ascensor

  • Dejar caer objetos por la rendija de la cabina, ya que puede dañar el motor, poleas, cables e incluso provocar incendios. Del mismo modo, no introducir nada para intentar sacar nosotros mismos lo que se haya podido caer, sino llamar al técnico.
  • Forzar el cierre o apertura de las puertas de forma manual. En caso de que veamos que el mecanismo automático no funciona o presenta errores, debemos contactar con los técnicos de la empresa de mantenimiento del ascensor y que sean ellos los que lo arreglen. No debemos hacer nada a la fuerza, tampoco mantener las puertas abiertas manualmente para que suba alguien, porque podemos provocar problemas del mecanismo.
  • Lo de saltar dentro para dar un susto al amigo que tiene miedo de que se caiga el ascensor ya se ha pasado de moda, de verdad. No tiene gracia y está muy visto.
  • Utilizarlo como grúa para subir y bajar nuestros muebles, cajas y compras pesadas. El ascensor está hecho para transportar personas y, en caso de querer cargar objetos, deberemos saber cuál es su peso aproximado para asegurarnos de que no sobrepasa los límites que soporta la cabina. Nunca debemos subir ni bajar elementos muy pesados de los que desconozcamos sus kg.
  • Elemental después de leer la anterior, pero lo recordamos porque se incumple muchísimas veces: no deben subir más personas de las permitidas. Una vez y dos habrás visto que no pasa nada, pero sobrecargar la cabina puede tener consecuencias fatales. Tanta prisa seguro que todos a la vez no tenéis… Así que ¡haced dos viajes y no os arriesguéis!
  • Subirnos si la cabina está más arriba o abajo que el suelo del rellano. Si el ascensor no está a ras de suelo puede que haya habido alguna pequeña avería o desajuste. Lo más seguro es no utilizarlo si vemos eso y llamar al servicio técnico para que lo solucione.

Mantenimiento periódico con una buena empresa

Por supuesto, esto es lo fundamental para evitar accidentes. Contando con una empresa líder en el sector y cumpliendo con la legalidad, el ascensor pasará las revisiones correspondientes para comprobar que todo funcione a la perfección, reparar lo que necesite arreglo, cambiar y renovar piezas y mecanismos… Y disponer de las últimas novedades en investigación y desarrollo. Para todo esto, ¡no dudes en contar con Inapelsa Ascensores!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *