Día tras día observamos cómo la tecnología evoluciona para ponerse al ritmo de nuestras necesidades. Pero es que hoy, además, también lo hace para intentar hallar respuesta a las necesidades de nuestro planeta.

La transición energética llama a la participación de todos para que continuemos desarrollando soluciones que reduzcan nuestra huella de carbono y nos permitan ser más amables con el entorno en que vivimos.

Sin dar muchos más rodeos, dentro del sector de los equipos de elevación encontramos propuestas tan innovadoras como los motores gearless para ascensores. ¿Te gustaría saber cómo funcionan y de qué forma contribuyen a mejorar la eficiencia de este medio de transporte? Nosotros te lo contamos.

 

Tecnología punta

Su nombre viene del inglés (gearless significa sin engranajes) y, para explicarlo de forma sencilla, se trata de un tipo de motor síncrono que funciona por medio de imanes permanentes y que no necesita reductor. Estos motores, a diferencia de los que sí tienen engranajes, funcionan con menor fricción y rozamiento y llevan instalados convertidores de frecuencia variable que regulan la velocidad, facilitan su control y reducen el consumo de energía.

Dejando aparte los tecnicismos, los motores gearless ofrecen incontables beneficios tanto para la comodidad de los usuarios como para el propio rendimiento de los ascensores.

 

Principales características y beneficios

Algo que los hace especialmente interesantes es que pueden prescindir de cuarto de máquinas, lo que supone una gran ventaja a la hora de construir y optimizar los espacios. Por esta razón, además, resultan muy apropiados para instalaciones dentro de edificios pequeños y construcciones que todavía no han sido modernizadas.

Por otro lado, la notable reducción del roce y la fricción de estos motores hace que tanto el arranque, como el desplazamiento y el aterrizaje de la cabina sean mucho más silenciosos y fluidos, y también que la nivelación con la planta sea más precisa, mejorando así la experiencia del usuario mientras viaja. Esto, además, permite que los componentes del ascensor sufran menos desgaste, lo que se traduce en controles de mantenimiento menos costosos y una mayor vida útil del aparato.

Frente a los motores con engranajes, los gearless pueden movilizar cargas más pesadas, por lo que resultan muy adecuados para montacargas y ascensores de gran capacidad.

Por último, la tecnología gearless permite ahorrar hasta un 50 % de energía, en comparación con otros motores convencionales, lo que la convierte en una fantástica herramienta para el sector de la elevación en lo que a sostenibilidad y ecoeficiencia se refiere.

En Inapelsa, diseñamos y fabricamos ascensores atendiendo a los requerimientos energéticos y de espacio de cualquier tipo de edificación. Si echas un vistazo a nuestra web, encontrarás modelos con tecnología Gearless como el SINCUMAQ 003, una de las mayores apuestas de nuestro catálogo por la seguridad, el confort y la eficiencia.

 

Si tienes dudas o quieres informarte en profundidad sobre esta u otras cuestiones, continuamos a tu disposición en nuestros diferentes canales de contacto y en cualquiera de nuestras oficinas.

 

¿Qué puedes contarnos sobre el foso de los ascensores? Si te perdiste la última entrada de nuestro blog, ¡te dejamos aquí el enlace para que puedas ponerte al día!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *