La mayoría de ascensores diseñados para el transporte de pasajeros tienen un espejo incorporado en la cabina.

De acuerdo, sabemos que lo sabes, pero… ¿alguna vez te has preguntado qué función cumplen exactamente y cuándo se convirtieron en un elemento tan imprescindible para este medio de transporte?

Vamos a darte 3 contundentes razones para que dejes de pensar que el espejo del ascensor solo está ahí para proyectar tu hermoso reflejo. 😉

En la actualidad, instalar espejos dentro de las cabinas de ascensor se ha vuelto casi una necesidad para nosotros. Y tiene su explicación, porque el fin último es preservar el bienestar físico y emocional de los pasajeros.

Ascensor y espejo han ido de la mano prácticamente desde que este invento se transformó en una herramienta de transporte globalizada.

 

Crean mayor sensación de espacio

Algunas personas son especialmente temerosas de los espacios cerrados. No es extraño entonces que alguien que sufra claustrofobia con facilidad pueda sentirse incómodo a bordo de un ascensor. Las causas son diversas: limitación de espacio, falta de oxígeno e incapacidad de ver lo que hay tras las puertas. El espejo contribuye a crear en los pasajeros una mayor sensación de amplitud, algo que puede aliviar considerablemente el nerviosismo y la inquietud por estar encerrado.

 

Nos distrae durante el viaje

Aunque los viajes en ascensor consumen solo unos cuantos segundos de nuestro día, a menudo sentimos que es mucho el tiempo que invertimos subidos a ellos. El espejo puede proporcionarnos distracción y sernos muy útil para, por ejemplo: tomarnos un selfi (¡cómo no!), comprobar que tenemos buen aspecto al salir de casa con prisas, o mirar a las personas que viajan con nosotros (siempre con discreción, por supuesto).

 

Seguridad y accesibilidad

Los espejos, además, se han convertido en una herramienta indispensable para poder garantizar la seguridad durante los viajes en este medio de transporte. Gracias a ellos, es posible prevenir robos o agresiones, ya que es más fácil controlar los movimientos de los demás en el reflejo.

Resultan igual de útiles cuando hablamos de accesibilidad. Muchas personas en silla de ruedas encuentran más sencillo desplazarse y maniobrar dentro de la cabina con la ayuda del espejo.

 

Cuán cierto es que todo tiene una razón de ser en la vida, ¿no crees?  Y en esta ocasión ya hemos visto que existen hasta 3.

Y a ti, ¿se te ocurre alguna otra forma de dar utilidad a los espejos de los ascensores? ¿De qué manera son útiles para ti en tu día a día?

Déjanos tus dudas, opiniones o sugerencias en la sección de comentarios, o contáctanos por teléfono o correo electrónico si prefieres hablar directamente con nosotros.

¿Está el ascensor de tu comunidad bajado a cota cero? Si no te queda claro de qué estamos hablando, te invitamos a echar un vistazo a esta reciente entrada de nuestro blog. Estamos seguros de que despejará todas tus dudas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.