Señora abrigada dentro del ascensor con mascarilla y mirando el móvil

La bajada drástica de las temperaturas anuncia el comienzo de la temporada invernal y con ella, hacemos acopio de todo tipo de prendas y accesorios de abrigo para combatir el frío, dentro fuera y de casa.

Hay algo que está muy claro: nada ni nadie permanece ajeno al medio ni a las condiciones meteorológicas, ni siquiera las máquinas. Por este motivo, tu ascensor, al igual que tú, podría llegar a resentirse durante el invierno.

A continuación te damos toda la información y recomendaciones necesarias para mantener a punto tu ascensor durante la estación más fría del año. ¡Sigue leyendo!

Los ascensores también necesitan protegerse del frío

Hay pocas herramientas a las que demos un uso tan cotidiano y prácticamente ininterrumpido como al ascensor. Esta es la razón por la que son sometidos a revisiones periódicas y exhaustivos controles de calidad. Y sin embargo, es altamente recomendable que realicemos evaluaciones adicionales durante aquellos momentos del año (como los meses de invierno) en que alcanzamos temperaturas extremas y sufrimos los fenómenos atmosféricos más adversos. Porque no solo importa los grados que marca el termómetro; las tormentas de lluvia o nieve, los apagones y las interrupciones en el suministro de electricidad también pueden interferir en el correcto funcionamiento de estos aparatos.

¿Qué partes del ascensor son las más vulnerables?

Con frecuencia, los elementos del ascensor que más se ven afectados son las piezas que necesitan estar lubricadas, como es el caso de las cerraduras, las levas retráctiles, las poleas de desvío, los sistemas de freno o la central hidráulica en los ascensores hidráulicos. La explicación es que con el frío, la grasa o aceite que proporciona a estas piezas la lubricación necesaria tiende a compactarse. Esto se traduce en un menor deslizamiento y en una mayor fricción entre los componentes, lo que a menudo provoca ruidos y molestos traqueteos durante el viaje.

El confort de los pasajeros es importante, por supuesto, pero llegados a este punto, asegurar un correcto engrasado de las piezas se vuelve prioritario para prevenir el desgaste prematuro de las mismas y las consecuentes averías.

El frío también repercute en los sistemas de frenado de los ascensores. Al igual que ocurre con el motor o las pastillas de los coches, los mecanismos de freno de un ascensor pueden congelarse, ocasionando problemas de desnivel entre la cabina y las plantas.

De menor importancia, pero no por ello han de pasarse por alto, son las incidencias relacionadas con la luz de emergencia y con el servicio técnico dentro de la cabina. El frío podría provocar fallos en el funcionamiento de las baterías de las cuales se nutren estos sistemas e incluso reducir notablemente la vida útil de las mismas. Este problema, sin embargo, puede solventarse reemplazando las baterías agotadas por unas nuevas.

¿Qué podemos hacer para prevenir?

Como adelantábamos, además de realizar las revisiones ya programadas por norma del fabricante, será muy práctico hacer controles preventivos antes de la llegada del invierno.

La aplicación de resistencias de caldeo en la sala de máquinas contribuirá al mantenimiento de una temperatura adecuada.

Por otro lado, una lubricación extra de las cerraduras y de las rozaderas, entre otras piezas, nos ayudará a prevenir los bloqueos y atascos durante el trayecto. En este sentido, resultan especialmente útiles los engrasadores automáticos, que pueden instalarse en el chasis del ascensor y que se encargan de proporcionar una lubricación constante a la maquinaria.

Así que, del mismo modo en que nosotros tomamos precauciones y nos resguardamos del frío para prevenir enfermedades, los ascensores también necesitan atención y cuidados añadidos para continuar ofreciéndonos el mejor servicio, ya sea bajo las gélidas temperaturas invernales o con las calurosas tan propias de la época estival.

Si necesitas que te ampliemos información o quieres aclarar cualquier duda relacionada con el mantenimiento de tu ascensor durante el invierno, contáctanos, ¡nos encantará ayudarte!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *