ascensores electricos oficinas

Ya sabemos todos que hay que combatir el sedentarismo y promover el ejercicio entre los trabajadores. Pero, cuando nuestra empresa cuenta con varias plantas, un ascensor es absolutamente necesario. Los elevadores eléctricos para oficinas son la mejor opción, en primer lugar, por la accesibilidad. Necesitamos tener otra opción a las escaleras para que cualquier persona con movilidad reducida pueda subir o bajar de piso cómodamente. Y en segundo lugar, por la necesidad de transportar materiales pesados o de gran volumen. Además, no podemos olvidar a nuestros clientes, ¡a los que no deberíamos hacerles subir varios pisos y sudar la gota gorda antes de meterlos en una reunión interminable! P

 

Una vez claro el motivo por el que debemos instalar un ascensor en nuestras oficinas, veamos cuál es la mejor opción para ahorrar costes y complicaciones a largo plazo. Existen dos tipos de elevadores, según su accionamiento: ascensor eléctrico y ascensor hidráulico. En el caso de un edificio de oficinas, te recomendamos optar por el ascensor eléctrico. Y te contamos por qué en un momento:  

Ventajas de los elevadores eléctricos para oficinas

El ascensor eléctrico, a diferencia del hidráulico, funciona mediante un motor eléctrico. Este cuenta con una polea por donde van los cables de acero, que soportan de un lado la cabina y del otro un contrapeso que equilibra la carga. El motor deberá estar funcionando en ambos movimientos, tanto de subida, como de bajada.

Veamos cuáles son sus ventajas:  

El ahorro 

Uno de los momentos en los que más te alegrarás de haber elegido este tipo de ascensor es cuando mires la factura de la luz de tu compañía. Los avances en cuanto a tecnología ofrecen un sistema sin reductor y de apagado automático, que permite un ahorro de hasta el 42%. Esto, si pensamos en el uso cotidiano de una empresa con muchos empleados, nos da una idea de la reducción del gasto al año en electricidad. Teniendo en cuenta cómo está la situación actual, supone un beneficio directo para nuestra empresa. 

Son muy seguros 

En un ascensor eléctrico, cualquier fallo que se produzca es fácil de detectar en las revisiones, por lo que apenas hay posibilidades de que ocurra un percance. Esto los sitúa como los más seguros del mercado. También, en caso de incidente, cuentan con luces de emergencia, sistema anti-caída e interfono para comunicarse con el exterior ante cualquier problema. Además, son fáciles de reparar, ya que sus componentes y recambios son muy accesibles en el mercado.  

Son más rápidos 

Los elevadores eléctricos pueden moverse a mayor velocidad que los hidráulicos, por lo que resultan más cómodos para moverse en edificios altos, en los que debamos subir y bajar muchos pisos hasta llegar al despacho donde vamos.

Los elevadores eléctricos para oficinas no necesitan mucho espacio 

Para su instalación no es necesaria la construcción de un cuadro de máquinas, por lo que pueden colocarse casi en cualquier espacio. 

Y mucho más cómodos que las escaleras 

Esto no hacía falta decirlo pero… todos somos muy deportistas hasta que tenemos que subir y bajar varias veces al día porque se nos ha olvidado el bolígrafo o en el despacho de abajo. Eso sin contar con que nos se nos derrame el café que queríamos subirnos en mitad de un tramo de escaleras.

Para ponértelo más fácil, en Inapelsa Ascensores te aconsejamos cuáles son las mejores opciones de elevadores eléctricos para oficinas en base a las necesidades de tu compañía. Así que, tú solo disfruta de ese café mientras nosotros nos encargamos de todo. ¡Llámanos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *