La antigüedad de las viviendas, la falta de suelo y los elevados precios de los inmuebles son factores que propician el auge de las reformas, especialmente cuando llega el verano. Hasta ahora todo bien, pero ¿qué ocurre a la hora de subir o bajar los materiales y escombros? ¿Se puede usar el ascensor como montacargas?

Lo primero que debes saber es que es importante la solicitud previa de los permisos adecuados para llevar a cabo el proyecto. La ordenanza municipal de tramitación de licencias de cada localidad establece cuáles son las intervenciones en el edificio que están sujetas a licencia. Además, según la Ley de Propiedad Horizontal, es necesario solicitar un permiso a la comunidad de propietarios antes de realizar reforma. Lo ideal sería utilizar una grúa para transportar la mercancía hasta la vivienda pero esto no siempre es posible, así que es la comunidad, por mayoría simple, la que debe decidir si es adecuado o no emplear el ascensor como montacargas ya que esto impide su uso diario normal.

En caso de aprobación, pueden existir varias restricciones como, por ejemplo, establecer un período máximo, una tasa económica por día e incluso, la más común, es exigir a los obreros la correcta protección del ascensor para evitar algún daño. El propietario del inmueble en la reforma debe asegurarse de la correcta utilización y limpieza, tanto del ascensor como de pasillos y escaleras, durante y al finalizar el proyecto para que todo quede en perfectas condiciones. También se debe hacer responsable de cualquier daño que pueda producirse en estos espacios.

Por otra parte, y puesto que un exceso de carga puede deteriorar el sistema de la cabina e incluso dañarlo, también es necesario avisar a la compañía de mantenimiento del ascensor para que acudan a realizar una inspección, creando un informe sobre las consecuencias de su posible uso inadecuado que se elevará a la comunidad para su consentimiento.

Conclusión: aunque no existe ninguna normativa que impida el uso del ascensor para subir y bajar materiales de obra, se debe tener en cuenta que están diseñados para transportar personas y enseres livianos y no para utilizarlos como montacargas. En caso de poder hacerlo con las concesiones respectivas, es imprescindible tener en cuenta en todo momento los detalles que se deben cuidar para no ocasionar daños.

Tener un ascensor en tu vivienda es un complemento de calidad de vida fundamental, que aumenta de forma exponencial el bienestar de tu comunidad. ¿Vives en un edificio sin ascensor? ¿Necesitas un sistema de elevación para tu comunidad? Inapelsa ascensores tiene la solución perfecta para tu problema.

¿Por qué instalar un ascensor?

Para muchas personas las funciones que cumple un elevador son irremplazables.

Un edificio que tiene un ascensor es más valorado en el mercado inmobiliario, por el aumento en la calidad de vida que proporciona a sus usuarios en muchas situaciones cotidianas: para personas con movilidad reducida, cuando hay que subir o bajar maletas, bolsas de la compra, objetos o cajas pesadas, carritos de niño, etc. Además de otorgar accesibilidad incrementa la seguridad de quienes viven en el inmueble.

¿Qué ascensor necesito?  

Inapelsa diseña y fabrica el ascensor que necesitas. Te sorprenderá la cantidad de posibilidades con las que cuenta para encontrar el elevador que más te guste. Su departamento técnico realiza un estudio para desarrollar un proyecto de instalación del ascensor que necesitas, adaptándose a tus necesidades.

Inapelsa ascensores ofrece un servicio integral. Se encarga del proyecto, licencias, obras auxiliares, fabricación, instalación y legalización del ascensor, además de la gestión de las subvenciones. El departamento de ingeniería de Inapelsa se centra en diseñar la solución técnica que se adapte a cada cliente y a cada instalación. Es decir, la instalación de un ascensor lo más amplio, cómodo y confortable posible dado el espacio disponible. Y ya que Inapelsa es fabricante, el cliente podrá elegir entre una amplia gama de productos.

¿Cómo instalar un ascensor en un edificio sin ascensor?

Si hay espacio, la instalación del ascensor se suele hacer aprovechando el hueco de la escalera. También se puede colocar anexado a la fachada por el patio interior del edificio o en el descansillo de la entreplanta. Como cada edificio tiene sus propias características, es importante elegir el elevador que mejor se adapte a su estructura. Puntualmente puede ocurrir que un edificio antiguo, arquitectónicamente esté hecho sin pensar en la posibilidad de instalar un ascensor. Sin embargo, los avances tecnológicos permiten desarrollar soluciones muy eficaces en este tipo de situaciones como la instalación en el patio de luces, la demolición de la escalera, la instalación en la fachada o la redistribución de la escalera.

¿Qué te ofrece Inapelsa ascensores?

  1. La revalorización inmediata de tu vivienda.
  2. Comodidad y calidad de vida.
  3. Aumenta las posibilidades de venta.
  4. Subvenciones de hasta un 70% del total de la inversión

Si vives en un edificio que no tiene ascensor y necesitas un sistema de elevación para tu comunidad, Inapelsa te ofrece una solución eficaz gracias a sus instaladores de ascensores que cuentan con una amplia experiencia que satisfará tus necesidades. Además, ¡se ocupan de todo para que tú no te preocupes por nada!

Son cientos de proyectos ya realizados los que les avalan. Inapelsa ascensores pone a disposición de sus clientes planes personalizados de financiación directa, sin bancos ni intermediarios. A partir de hoy, vivir en edificios sin ascensor tendrá una solución al alcance de tu mano. ¡No dudes más y pide ya tu presupuesto!

A la hora de instalar un ascensor es importante tener en cuenta a todos los miembros que le van a dar uso. La usabilidad de un ascensor debe ser total independientemente de que seas una persona con movilidad reducida, minusvalía  o cualquier otro tipo de discapacidad. Es decir, el ascensor debe ser practicable para todos.

Todos los ascensores de Inapelsa cumplen con este requisito de accesibilidad. ¿En qué consiste el criterio de accesibilidad de un ascensor? Según el Código Técnico de la Edificación en su Documento Básico de Seguridad de utilización y Accesibilidad (CTE-SUA) para que un ascensor pueda ser considerado accesible debe cumplir con los requisitos establecidos en la norma UNE EN 81-70:2004 relativa a la “Accesibilidad a los ascensores de personas, incluyendo personas con discapacidad”

  • Accesibilidad en el acceso al ascensor en planta.

Va indicado a las personas con deficiencias visuales. Por ello, el acceso al ascensor en la planta debe estar contrastado con el acabado de las paredes interiores.  Además, para facilitar el acceso de personas con sillas de ruedas o con carritos, la entrada del ascensor no debe tener ninguna inclinación y deberá estar libre de obstáculos. Este espacio de seguridad tendrá un diámetro de 150 metros.

  • Accesibilidad en el embarque al ascensor.

Este criterio de accesibilidad abarca una serie de medidas de seguridad: botones de apertura y cierre de puertas dentro de la cabina del ascensor, sensores de detección de personas en las puertas, el ancho de la apertura de las puertas será mayor de 80 cm, las puertas serán automáticas y correderas…

  • Accesibilidad dentro de la cabina del ascensor.

Como mínimo la dimensión de una cabina será de 100 cm de ancho y 125 cm de fondo y solo tendrá capacidad para un usuario de silla de ruedas. En cabinas estrechas en las que un usuario de silla de ruedas no pueda hacer un giro de 360º es imprescindible que exista un espejo en la pared enfrentada a la puerta. Este espejo permite al usuario en silla de ruedas la detección de obstáculos cuando salga de la cabina de espaldas. Además, la altura del borde inferior del espejo estará entre los 30 y 90 cm y nunca llegará hasta el suelo para evitar confusión óptica a usuarios con visión reducida.

  • Dispositivos de control, señales visuales, señales sonoras e iluminación

Los dispositivos de control de los ascensores serán de color contrastado, tendrán los caracteres en braille y altorrelieve. Por otro lado, el ascensor tendrá un sistema de señalización de la planta en la que se encuentra. Además, para facilitar el uso a las personas con discapacidad visual, el ascensor tendrá un sistema de señalización sonoro que indicará la apertura y cierre de puertas del ascensor, el sentido del ascensor y la planta de parada. Por último, la iluminación del ascensor irá en el techo y se regulará para no causar deslumbramiento a las personas con visibilidad reducida generando una iluminación homogénea dentro de la cabina.

Si piensas que tu ascensor no cumple la normativa de accesibilidad, Inapelsa cuenta con un servicio de modernización que desarrolla el proyecto de cambio para que tu ascensor se adapte a las necesidades reales.

¿Hay alguna otra cosa que quieras saber sobre la accesibilidad de los ascensores? ¡No dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de resolver todas tus preguntas!

Tenerlo siempre a punto es muy importante.

Un ascensor unifamiliar se caracteriza por estar completamente adaptado al uso doméstico. Es prácticamente igual que un elevador convencional en cuanto a su estética, pero su gasto energético y su velocidad son menores.

Seguro que si tienes un ascensor en tu vivienda unifamiliar, te has preguntado alguna vez la importancia de su mantenimiento y supervisión. ¿Por qué es necesario el mantenimiento de este tipo de ascensores?

Existe una normativa que obliga a las revisiones y al mantenimiento de todos los ascensores, con el fin de garantizar su correcto funcionamiento y seguridad. Sin embargo, el mantenimiento de tu ascensor es una cuestión que va más allá de ciertas obligaciones.

Los beneficios de un buen mantenimiento en los ascensores de viviendas unifamiliares son muchos…

La funcionalidad y la seguridad son los parámetros estrella que determinarán la calidad de tu ascensor unifamiliar por encima de su estética y a través del mantenimiento preventivo consigues asegurar que el uso de tu elevador sea el correcto. Detectar los posibles fallos antes de que sucedan es la clave del mantenimiento.

 ¿Qué dice la normativa vigente sobre el mantenimiento de ascensores?

La Instrucción Técnica Complementaria (ITC) AEM 1, aprobada en el año 2013, es la normativa actual que regula el mantenimiento de los elevadores marcando los plazos de revisión cada cuatro meses.

El organismo de control encargado de emitir el certificado del resultado de la consulta determina si la inspección ha sido favorable, en el caso de que no existan defectos en el ascensor o, por el contrario, desfavorable, si hay defectos graves o muy graves.

Los defectos graves deben subsanarse antes de dos meses. El ascensor volverá a someterse a una revisión y se emitirá un nuevo certificado.

Los defectos muy graves hacen que el ascensor quede automáticamente fuera de servicio hasta que se repare y se realice una nueva inspección.

Inapelsa cuenta con diferentes tipos de contratos de mantenimiento: complet, premiun y excellent plus que garantizan la seguridad y óptimo funcionamiento de tu ascensor de manera rápida y con una calidad de servicio inmejorable.

¿Hay alguna otra cosa que quieras saber sobre el mantenimiento de los ascensores? ¡No dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de resolver todas tus preguntas!

Aunque es bien sabido que en caso de emergencia no es aconsejable utilizar el ascensor, en realidad es bastante común intentar salir lo más rápido posible de una situación de riesgo, utilizando para ello cualquier medio.

Pero, ¿qué pasa cuando hablamos de un incendio? En este caso, omitir la recomendación de no tomar el elevador es una mala decisión que puede ponernos en peligro a nosotros y a cualquier persona que nos acompañe.

Por eso, en Inapelsa creemos que es muy importante que conozcas cuáles son los motivos por los cuales no debes usar el ascensor en caso de incendio y que sepas cómo actuar si alguna vez te encuentras en medio de un acontecimiento de este estilo.

Razones para no utilizar el ascensor en caso de incendio

Razones para no utilizar el ascensor en caso de incendio

Ya te habíamos hablado antes sobre las medidas básicas de seguridad en los ascensores. Ahora, para complementar esos consejos, te enseñamos un escenario en el que es imprescindible que te abstengas de utilizar este medio de transporte: un incendio.

No importa si vives en un décimo piso y piensas que el ascensor va a ser la forma más rápida de llegar abajo o si por alguna razón no puedes bajar andando por las escaleras. Utilizar el ascensor cuando hay fuego de por medio es totalmente desaconsejable y podría dificultar el rescate por parte de los bomberos.

¿Por qué? A continuación, te contamos las dos principales razones por las que no debes usar el ascensor en caso de incendio por ningún motivo. ¡Toma nota!

Si utilizas el ascensor en caso de incendio puedes quedarte encerrado

Razones para no utilizar el ascensor en caso de incendio

Cuando un edificio está en llamas, lo más probable es que en algún momento se produzca un corte en el suministro eléctrico. Esto significa, que, si decidimos tomar el ascensor en medio de un incendio para intentar llegar más rápido al exterior, lo único que podríamos conseguir es quedarnos encerrados.

El corte puede producirse de manera espontánea o puede ser generado voluntariamente por los bomberos para facilitar su labor. Lo cierto, es que de una manera o de otra, el ascensor dejará de funcionar y no podremos ir a ningún lugar.

Esto no solo va a ponernos en riesgo debido al fuego, además va a hacer que para los bomberos las tareas de rescate sean mucho más difíciles.

Utilizar el ascensor en caso de incendio te expone a gases nocivos

Razones para no utilizar el ascensor en caso de incendio

Además de las altas probabilidades de quedarte encerrado, otra de las razones para no usar el elevador en caso de incendio es que el hueco del ascensor se llena de humo, exponiéndote a quedarte sin oxígeno y a respirar sustancias que podrían hacerte daño.

Conviene recordar que, en estos casos, el hueco del ascensor actúa como una chimenea por la que suben los gases provocados por la combustión de las llamas. Estos gases, terminarán entrando irremediablemente a la cabina y podrían provocarte una intoxicación.

Además, la cabina podría alcanzar altísimas temperaturas y, al no ser un compartimiento estanco, el fuego tarde o temprano alcanzaría también a los ocupantes del ascensor.

Si no puedo usar el ascensor en caso de incendio, ¿qué hago?

Razones para no utilizar el ascensor en caso de incendio

Es normal que antes un acontecimiento como un incendio sientas miedo y no sepas cómo actuar. Sin embargo, es recomendable que prime la responsabilidad y que sigas una serie de recomendaciones básicas que te ayudarán a mantenerte seguro.

Lo más importante, es que no olvides que no debes bajar en el ascensor por ningún motivo y que tengas claras las razones de esta prohibición. De esta manera, aunque sientas el impulso de utilizar el elevador, tendrás el criterio suficiente para detenerte a tomar una mejor decisión.

Pero, adicionalmente, tener en cuenta otros aspectos te ayudará a superar la situación mucho más fácilmente:

  • Pide ayuda: antes de tomar cualquier acción por tu cuenta, llama al teléfono de emergencias y sigue las instrucciones que te den mientras se produce el rescate.
  • Mantén la calma: sabemos que puede ser muy difícil, pero es primordial intentar actuar con serenidad y mantener la cabeza fría para no apresurarnos y tomar una mala decisión que pueda ponernos en peligro.
  • Utiliza las escaleras: descartado el uso del ascensor, lo más adecuado es utilizar las escaleras para realizar la evacuación. Si hubiera humo o fuego que impidiera el paso, la mejor opción es dirigirte a la azotea o a la zona del edificio menos afectada para que puedas respirar aire más limpio y hacer más fácil el rescate a los profesionales
  • Ocúpate de los niños y de las personas con movilidad reducida: lo mejor en este tipo de situaciones es que no te apresures intentando evacuar de cualquier modo. Aléjalos del fuego lo más rápido posible y busca alguna zona segura en la que puedan esperar mientras se produce la evacuación.

Hasta aquí los consejos y recomendaciones que desde Inapelsa queríamos compartirte para que sepas cuál es la mejor manera de proceder en caso de incendio. Recuerda que en situaciones de riesgo es importante seguir los protocolos de evacuación y ceñirse a las normas de seguridad para garantizar la seguridad e integridad de todas las personas.

¿Tienes alguna pregunta más sobre este tema? Ponte en contacto con nosotros, estaremos encantados de resolverla.