Si has pensado en abrir oficinas para tu empresa, seguramente has pensado en que los despachos sean amplios, luminosos, que haya buena conexión a internet, que sea una zona donde haya aparcamiento… Pero, ¿has pensado en que sea una oficina accesible para algún empleado que pueda tener que entrar en silla de ruedas? Si la respuesta es que no, tranquilo, es algo que todavía seguimos sin tener en cuenta desde el primer momento y por eso queremos destacar la importancia de hacerlo.

Si tu caso es el contrario, que necesitarías acudir a trabajar a una oficina accesible pero en tu empresa no han tenido esto en cuenta, sigue leyendo este post y contacta con nosotros para que podamos facilitar a tu compañía toda la información para instalar salvaescaleras, ascensores, etc.

¿Qué es una oficina accesible?

Cuando hablamos de accesibilidad en espacios públicos, edificios, oficinas, y servicios nos referimos a que cualquier persona pueda recorrer sus pasillos de forma autónoma y segura independientemente de su capacidad física.

Las oficinas no solo son centros de trabajo, sino que además muchas de ellas prestan servicios de atención al público: Hacienda, Correos, entidades bancarias, inmobiliarias… Por ello, es fundamental que estén adaptadas para que tanto trabajadores como usuarios puedan hacer uso con total libertad y comodidad. 

A la hora de diseñar unas oficinas, se debe pensar en que todos los servicios estén a la altura de todo el mundo, sin escalones excesivos, con rampas, facilitando la subida de escaleras con salvaescaleras, ascensores si cuentan con varias plantas, etcétera. En definitiva, se debe realizar un proyecto de arquitectura pensando en todos los casos particulares para que cualquier persona, sin importar sus condiciones personales, pueda acceder y disfrutar de los servicios ofrecidos en igualdad de condiciones.

 

¿Cómo construir oficinas accesibles?

Para que estos espacios sean accesibles para personas que necesitan desplazarse en silla de ruedas o con movilidad reducida, no solo debemos centrarnos en la entrada. A menudo nos quedamos con que haya una rampa que ayude a atravesar la puerta principal, pero garantizar esto va mucho más allá. También se debe pensar en que cuenten con:

  • Itinerarios accesibles. Es decir, pasillos que no sean difíciles de recorrer. Las oficinas-laberinto no son aptas para personas que necesiten apoyo  para caminar, ya que les requerirá muchísimo esfuerzo e incluso puede que una silla de ruedas no quepa por según qué recovecos.
  • Comunicaciones con espacios exteriores comunes. A veces la puerta principal es accesible pero las puertas a las terrazas, zonas para fumar, etc quedan olvidadas y tienen escalones o puertas que no son accesibles.
  • Dimensiones de las puertas amplias. Deben permitir el paso de sillas de ruedas con facilidad (0,90 m de ancho por 2,10 m de alto en la puerta principal de entrada al edificio)
  • Peso ligero de las puertas. ¡Esto también es muy importante! Además de ser amplias deben pesar poco, para que todo el mundo pueda abrirlas sin esfuerzo. Si se pueden instalar puertas automáticas, ¡mejor que mejor!
  • Ascensor sí o sí. En el caso de que no sea posible, elevadores o salvaescaleras. En el ascensor debe caber una persona en silla de ruedas y su acompañante. Además, es necesario espacio extra para poder realizar las maniobras de giro con la silla.

En caso de que el edificio de oficinas no tenga ascensor, se deberá planificar su instalación a la mayor brevedad posible. 

  • Despachos cómodos, flexibles y funcionales. Todo el mobiliario y equipamiento debe poder adaptarse a las necesidades de cada usuario. según las necesidades, dejando espacio suficiente entre cada uno de los elementos.
  • Como hemos mencionado, no se debe olvidar la accesibilidad en los espacios comunes: comedor, sala de eventos… Han de ser espacios amplios, que cuenten con puertas y pasos de un mínimo de 80 y 1,05 cm, respectivamente.
  • Fundamental: los aseos. Con inodoro adaptado para movilidad reducida, jabón y lavamanos a pequeña altura para personas en silla de ruedas… Todo al alcance con mayor facilidad posible. Si son dispensadores automáticos, ¡mejor que mejor!
  • No olvidemos las salidas de emergencia: que cumplan con las dimensiones para que cualquier persona pueda hacer uso de ellas en caso de altercado.

Las oficinas accesibles son cada vez más necesarias porque día a día avanzamos en la incorporación de personas con discapacidad al mundo laboral. En Inapelsa colaboramos en esto garantizando la accesibilidad en edificios antiguos que no cuentan con ascensor, instalando ascensores nuevos en oficinas, salvaescaleras en aquellas con varios pisos… Todo lo necesario para que la persona pueda desplazarse por su oficina sintiéndose capaz e igual que sus compañeros.

¡Ojalá no nos hiciéramos mayores! Los achaques de la edad llegan para todos y, con el paso de los años, necesitamos buscar un hogar donde reine la tranquilidad y, sobre todo, la comodidad. Los montacargas para casas particulares son elementos que en Inapelsa solemos instalar en viviendas de personas mayores, porque les ayudan a tener una vida más sencilla y con muchos menos esfuerzos. También, en los inmuebles donde personas con problemas de movilidad necesitan más facilidades.

¡Adiós preocupaciones con los montacargas para casas particulares! 

 

No volver a temer a unas escaleras, no tener que preocuparte por la dificultad para subir, para transportar la colada hasta el lavadero o terraza, cargar con elementos pesados y subir la cena con solo pulsar un botón, son algunas de las ventajas que disfrutarás gracias a los montacargas para casas particulares.

Estos elevadores son el complemento perfecto para las casas de personas con dificultades de movilidad, ya que ayudan a realizar muchas de las tareas que implican esfuerzo físico. Reduce el desgaste de las articulaciones y facilita la independencia de quienes necesitan un apoyo extra para transportar peso y desplazarse entre pisos.

 

Montacargas para cargas pequeñas o para personas

A la hora de elegir el elevador para tu hogar, podrás escoger entre dos opciones:

  • Instalar un pequeño montacargas destinado a transportar pequeñas cargas, como las bolsas de la compra, el cesto de la colada, maletas…

Esta opción es exclusiva para pesos pequeños y cargas poco voluminosas, ya que cumplen con normativas diferentes a las que deberían regirse si transportara a personas. Normalmente son pequeños y pueden mover, como máximo, entre 200 y 300 kilos

  • Montacargas para casas particulares para que las personas puedan moverse sin esfuerzo entre las plantas de la vivienda. Este tipo de montacargas para casa son estéticamente muy similares a los elevadores convencionales, pero se mueven a mucha menos velocidad. Cumplen con normas muy estrictas de seguridad, del mismo modo que los que se instalan en los edificios. 

 

¿Son los montacargas para casas particulares una opción rentable?

Seguro que estarás pensando que invertir en la instalación de un ascensor en casa es un gran desembolso. Lo es, pero ¡con un gran retorno! Esto te garantizará una vida mejor y más cómoda y, además, revalorizará tu vivienda. En el momento en el que instalas un elevador en tu vivienda, el precio de su venta aumentará cuando llegue el momento, pudiendo recuperar y aumentar la inversión que realizaste inicialmente.

La instalación de montacargas para casas particulares es mucho más fácil y económica que en un bloque de viviendas. Podrás personalizar más la cabina, adaptarlo al espacio del que dispongas y ahorrar en el coste de mantenimiento, ya que el precio que pagarás por las revisiones es cuatro veces menor que los montacargas en bloques de viviendas.

Dentro de los múltiples tipos de montacargas disponibles en el mercado podrás encontrar diferentes modelos: más rápidos, eléctricos… En cualquier caso, ¡mucho más cómodos que unas escaleras! Si tu decisión final es instalarlo en casa o en la de algún familiar que lo necesita, ¡contacta con nosotros para que te ofrezcamos un presupuesto y proyecto acorde a tus recursos y necesidades!

Los ascensores montacoches hidráulicos permiten transportar los vehículos con las personas en su interior. Se utilizan principalmente cuando un edificio presenta problemas de construcción en las rampas de acceso a ciertas zonas, por ejemplo, falta de metros. Estos elevadores facilitan el acceso y ahorran espacio, transportando los vehículos a lo largo de las plantas utilizando pocos metros cuadrados.

Suelen emplearse en los parkings e incluso en concesionarios y talleres mecánicos, para que los vehículos puedan entrar y salir con más facilidad y las plantas ganen amplitud.

Existen dos tipos de elevadores para vehículos: eléctricos e hidráulicos.

En Inapelsa trabajamos con los modelos hidráulicos porque cuentan con mayor potencia para sus viajes. Su diseño es robusto y cuidado al detalle, ya que tienen que poder con muchos kilos de carga sin deteriorarse, resistiendo a los golpes y cumpliendo con todos los estándares de seguridad.

Características de los ascensores montacoches hidráulicos

Estos tipos de elevadores están pensados para transportar una gran cantidad de carga, ya que se cuenta con el peso del vehículo y de los usuarios que van en su interior. Así, pueden llegar a desplazar hasta 4.500 kilos de carga e incluso más, según el tipo de ascensor.

Los ascensores montacoches disponen de botoneras a la altura del conductor, para que pueda seleccionar el piso sin necesidad de bajar, mando a distancia y protecciones laterales para facilitar las maniobras. 

Según las necesidades de cada instalación, pueden variar en capacidad, velocidad, límite de recorrido y muchos otros aspectos. 

¿Cómo son los montacoches hidráulicos de Inapelsa?

Los modelos que trabajamos se adaptan a las necesidades del cliente e incorporan materiales y mecanismos de la mejor calidad. Sus puertas automáticas centrales pueden elegirse en pintura de epoxi o en acero inoxidable y sus cabinas con acabado en chapa de acero pintada o en laminado plástico. Además, cuentan con renivelación con puerta abierta.

Si en tu edificio o empresa no se puede construir una rampa porque contáis con un espacio ajustado, los ascensores montacoches hidráulicos son una muy buena opción para facilitar la accesibilidad sin renunciar a la comodidad y rapidez. ¿Confías en nosotros? ¡Llámanos!

Ya sabemos todos que hay que combatir el sedentarismo y promover el ejercicio entre los trabajadores. Pero, cuando nuestra empresa cuenta con varias plantas, un ascensor es absolutamente necesario. Los elevadores eléctricos para oficinas son la mejor opción, en primer lugar, por la accesibilidad. Necesitamos tener otra opción a las escaleras para que cualquier persona con movilidad reducida pueda subir o bajar de piso cómodamente. Y en segundo lugar, por la necesidad de transportar materiales pesados o de gran volumen. Además, no podemos olvidar a nuestros clientes, ¡a los que no deberíamos hacerles subir varios pisos y sudar la gota gorda antes de meterlos en una reunión interminable! P

 

Una vez claro el motivo por el que debemos instalar un ascensor en nuestras oficinas, veamos cuál es la mejor opción para ahorrar costes y complicaciones a largo plazo. Existen dos tipos de elevadores, según su accionamiento: ascensor eléctrico y ascensor hidráulico. En el caso de un edificio de oficinas, te recomendamos optar por el ascensor eléctrico. Y te contamos por qué en un momento:  

Ventajas de los elevadores eléctricos para oficinas

El ascensor eléctrico, a diferencia del hidráulico, funciona mediante un motor eléctrico. Este cuenta con una polea por donde van los cables de acero, que soportan de un lado la cabina y del otro un contrapeso que equilibra la carga. El motor deberá estar funcionando en ambos movimientos, tanto de subida, como de bajada.

Veamos cuáles son sus ventajas:  

El ahorro 

Uno de los momentos en los que más te alegrarás de haber elegido este tipo de ascensor es cuando mires la factura de la luz de tu compañía. Los avances en cuanto a tecnología ofrecen un sistema sin reductor y de apagado automático, que permite un ahorro de hasta el 42%. Esto, si pensamos en el uso cotidiano de una empresa con muchos empleados, nos da una idea de la reducción del gasto al año en electricidad. Teniendo en cuenta cómo está la situación actual, supone un beneficio directo para nuestra empresa. 

Son muy seguros 

En un ascensor eléctrico, cualquier fallo que se produzca es fácil de detectar en las revisiones, por lo que apenas hay posibilidades de que ocurra un percance. Esto los sitúa como los más seguros del mercado. También, en caso de incidente, cuentan con luces de emergencia, sistema anti-caída e interfono para comunicarse con el exterior ante cualquier problema. Además, son fáciles de reparar, ya que sus componentes y recambios son muy accesibles en el mercado.  

Son más rápidos 

Los elevadores eléctricos pueden moverse a mayor velocidad que los hidráulicos, por lo que resultan más cómodos para moverse en edificios altos, en los que debamos subir y bajar muchos pisos hasta llegar al despacho donde vamos.

Los elevadores eléctricos para oficinas no necesitan mucho espacio 

Para su instalación no es necesaria la construcción de un cuadro de máquinas, por lo que pueden colocarse casi en cualquier espacio. 

Y mucho más cómodos que las escaleras 

Esto no hacía falta decirlo pero… todos somos muy deportistas hasta que tenemos que subir y bajar varias veces al día porque se nos ha olvidado el bolígrafo o en el despacho de abajo. Eso sin contar con que nos se nos derrame el café que queríamos subirnos en mitad de un tramo de escaleras.

Para ponértelo más fácil, en Inapelsa Ascensores te aconsejamos cuáles son las mejores opciones de elevadores eléctricos para oficinas en base a las necesidades de tu compañía. Así que, tú solo disfruta de ese café mientras nosotros nos encargamos de todo. ¡Llámanos!

Los ascensores se han convertido en una parte casi imprescindible para la vida cotidiana, porque hacen posible el acceso a muchas instalaciones y edificios a personas mayores o con movilidad reducida. Gracias a la conciencia de facilitar la vida a estas personas, contamos con la presencia de ascensor accesible en prácticamente cualquier edificio. Leer más

¿Tenéis en vuestra comunidad un vecino que no paga sus cuotas desde hace años? Seguramente os preguntaréis que si esa persona no hace frente a sus obligaciones y gastos, puede tomar decisiones sobre si instalar o no un ascensor. Y la pregunta del millón: si este vecino no paga, ¿quién lo hace? ¿Debemos enfrentarnos el resto de propietarios a una derrama más elevada porque haya una persona que no pague su parte? ¿Se puede aprobar una derrama para poner un ascensor cuando hay un vecino que debe el pago de la cuota de varios años? ¿me puedo negar a pagar hasta que pague? Leer más

En casa del herrero cuchillo de palo. Y es que a nosotros también se nos han caído alguna vez las llaves por el hueco del ascensor cuando llegábamos a casa después de una larga jornada (o una noche de juerga, todo hay que decirlo).

Todos los que han pasado por esto se preguntaron lo mismo: ¿tengo que pagar por que venga el técnico del ascensor a recuperar mis llaves? Lo primero que se les viene a la cabeza es que la broma va a ser igual de dolorosa para su cartera que llamar a un cerrajero. Y si es fuera del horario laboral, e incluso en horario nocturno, el susto es mayor. Pero existe alguna solución para que esto no sea así, te resulte económico recuperarlas e incluso puedas hacerlo de forma gratuita.

¿Qué debo hacer si se me caen las llaves por el ascensor?

Lo primero que debes tener en cuenta es que no debes intentar recuperarlas por ti mismo. A menudo los usuarios piensan que con cualquier artimaña digna del mismísimo MacGyver podrán acceder a recuperar lo que han perdido. Pero no debes intentar meter nada, ya que puedes dañar el mecanismo del ascensor, provocar una avería e incluso causar un accidente.

Así que, puedes hablar con el presidente de la comunidad de vecinos para que gestione la recuperación del objeto o, en caso de tener prisa por cogerlo, puedes llamar tú mismo a la empresa de tu ascensor. Normalmente encontrarás el número de atención en una pegatina dentro de la propia cabina, pero si no puedes llamar a las oficinas de la empresa, que seguro que lo encuentras por internet.

¿Puedo recuperar las llaves de forma gratuita?

Por norma general, los contratos recogen que las llamadas que los usuarios realizan a la empresa son avisos técnicos: una avería en el motor, alguien encerrado a quien las puertas no le abren, fallos en la botonera… Por tanto, lo normal es que recuperar algo que se te ha caído por el hueco de la cabina no entre dentro del contrato y la empresa te lo cobre, ya que tiene que ir un técnico expresamente y necesita que le abones el desplazamiento y tiempo de trabajo. En este caso, ten siempre en cuenta que el horario laboral te saldrá más económico que pedir un técnico fuera del mismo.

Sin embargo, como decimos unas líneas más arriba, normalmente hay alguna alternativa gratuita, así que lo primero es que preguntes a la empresa y te dé la solución que considere. Lo primero que hará es preguntarte la urgencia, es decir, si necesitas recuperar lo que se te ha caído en ese mismo momento o puedes esperar. Quizás puedes esperar a que algún técnico esté por la zona y te dé la posibilidad de pasarse por tu vivienda sin coste. O bien puedes esperar a que el técnico tenga que ir a la revisión mensual del ascensor y coja todo lo que se haya caído en el hueco de la cabina a coste cero.

Si crees que puede ocurrirte este incidente con las llaves de casa, siempre recomendamos que si tienes algún vecino de confianza o familiar que viva cerca, les facilites una copia. Así, podrías esperar a que el técnico fuera a la revisión habitual y recupere tus llaves sin ningún coste.

En el caso de que te urja recuperarlo, llámanos y pregunta por tu caso. Te ofreceremos la mejor solución e intentaremos que te suponga el mínimo gasto y la mínima molestia posible.

Nuestros técnicos acudirán cuando lo necesites y te ayudarán de forma rápida y segura.

La elección del ascensor o cualquier otro medio de elevación es una de las últimas cosas en las que pensamos cuando hemos terminado de elaborar los planos de nuestro local, edificio, etc. ¡Pero una de las más importantes si buscamos comodidad y accesibilidad!

Es fundamental elegir al mejor proveedor de ascensores desde el inicio del proceso, que cubra y dé servicio en todas las áreas: diseño, producto, instalación, revisiones, mantenimiento y modernización durante el proceso de vida del aparato.

¿Qué debe ofrecer un buen proveedor de ascensores?

Estudio y asesoramiento personalizado

Elige una compañía que emplee su tiempo en analizar vuestras necesidades, características y presupuesto, para encontrar el producto y el proceso de instalación que más os beneficie.

Experiencia en el sector y opiniones de otros usuarios

Cotillea, mucho. Investiga y lee la posición de la empresa en el mercado, su prestigio, sus trabajos anteriores… Infórmate de sus procesos y herramientas, para asegurarte de que es una compañía de renombre, que lleva cientos de proyectos como el vuestro a sus espaldas y que podrá dar solución a todo lo que necesitéis.

Además, también es recomendable que busques opiniones de otros usuarios que ya hayan confiado en esa empresa. Descubre cuál ha sido su experiencia con ellos y si han cumplido e incluso mejorado sus expectativas. Analiza bien las opiniones y no te dejes llevar por una primera impresión. Hoy en día tenemos muchos canales para incluso hablar directamente con otros consumidores, que nos pueden contar su experiencia y darnos recomendaciones.

Ten en cuenta que elegir al mejor proveedor de ascensores requiere tiempo de exploración, mucha lectura, conversaciones, llamadas, visitas, reuniones… No tengáis prisa, eso sí, empezad a buscar con suficiente tiempo para poder llevar a cabo este proceso.

Calidad, seguridad y normativa

La garantía de calidad es fundamental cuando queremos encontrar al mejor proveedor de ascensores o cualquier otra plataforma elevadora. Al tratarse de un aparato en el que pueden producirse accidentes, los controles de calidad deben ser muy exhaustivos, minuciosos y constantes, de forma que se garantice la total seguridad de los usuarios.

Debe además, garantizar la seguridad de los trabajadores que instalarán y revisarán periódicamente la maquinaria, para que no sufran ningún percance.

En Inapelsa cumplimos con todos los requisitos y altos niveles de calidad que esperan los usuarios, tanto en lo que respecta al producto que instalamos como a los servicios que prestamos, con procedimientos auditados según normas de calidad ISO 9000. Contamos con el Certificado ISO 9001 y Certificado Directiva 95/16/CE.

Además de la calidad de materiales y herramientas de instalación, es importante elegir una empresa que cumpla con los plazos, tanto de instalación como de revisiones que promete.

Servicio postventa y atención al cliente

También es recomendable que elijas una empresa que no sólo se limite a instalar la maquinaria, sino que te ofrezca además el mantenimiento de la misma. Esto debe hacerlo tanto como medida de prevención para revisar que esté todo correcto y evitar posibles accidentes, como para reparar lo que pueda romperse.

Si además, os ofrecen un trato personalizado y cercano, con un servicio de consultoría y atención al cliente en el caso de que necesitéis preguntar dudas o solucionar ciertas cuestiones, no lo penséis más, habéis encontrado al mejor proveedor de ascensores.

Formación e innovación

Los ascensores no dejan de modernizarse y adaptarse a los nuevos tiempos, necesidades y tecnologías emergentes. Es necesario que la empresa en la que decidáis confiar esté a la vanguardia en materiales y ejecución, que no deje de formarse, innovar y optimizar sus procesos.

En Inapelsa ascensores contamos con un departamento de I + D que está en constante investigación tecnológica. Así, garantizamos la eficiencia energética, seguridad, comodidad y diseño de vanguardia de todos los elevadores que diseñamos, fabricamos, vendemos e instalamos. Además, nuestros trabajadores reciben formaciones constantes para asegurar todo lo que hemos mencionado anteriormente. ¿Quieres conocer al equipo y lo que ofrecemos? ¡Contacta con nosotros y pregúntanos todo lo que necesites saber para elegir tu mejor elevador!

La antigüedad de las viviendas, la falta de suelo y los elevados precios de los inmuebles son factores que propician el auge de las reformas, especialmente cuando llega el verano. Hasta ahora todo bien, pero ¿qué ocurre a la hora de subir o bajar los materiales y escombros? ¿Se puede usar el ascensor como montacargas?

Lo primero que debes saber es que es importante la solicitud previa de los permisos adecuados para llevar a cabo el proyecto. La ordenanza municipal de tramitación de licencias de cada localidad establece cuáles son las intervenciones en el edificio que están sujetas a licencia. Además, según la Ley de Propiedad Horizontal, es necesario solicitar un permiso a la comunidad de propietarios antes de realizar reforma. Lo ideal sería utilizar una grúa para transportar la mercancía hasta la vivienda pero esto no siempre es posible, así que es la comunidad, por mayoría simple, la que debe decidir si es adecuado o no emplear el ascensor como montacargas ya que esto impide su uso diario normal.

En caso de aprobación, pueden existir varias restricciones como, por ejemplo, establecer un período máximo, una tasa económica por día e incluso, la más común, es exigir a los obreros la correcta protección del ascensor para evitar algún daño. El propietario del inmueble en la reforma debe asegurarse de la correcta utilización y limpieza, tanto del ascensor como de pasillos y escaleras, durante y al finalizar el proyecto para que todo quede en perfectas condiciones. También se debe hacer responsable de cualquier daño que pueda producirse en estos espacios.

Por otra parte, y puesto que un exceso de carga puede deteriorar el sistema de la cabina e incluso dañarlo, también es necesario avisar a la compañía de mantenimiento del ascensor para que acudan a realizar una inspección, creando un informe sobre las consecuencias de su posible uso inadecuado que se elevará a la comunidad para su consentimiento.

Conclusión: aunque no existe ninguna normativa que impida el uso del ascensor para subir y bajar materiales de obra, se debe tener en cuenta que están diseñados para transportar personas y enseres livianos y no para utilizarlos como montacargas. En caso de poder hacerlo con las concesiones respectivas, es imprescindible tener en cuenta en todo momento los detalles que se deben cuidar para no ocasionar daños.

Tener un ascensor en tu vivienda es un complemento de calidad de vida fundamental, que aumenta de forma exponencial el bienestar de tu comunidad. ¿Vives en un edificio sin ascensor? ¿Necesitas un sistema de elevación para tu comunidad? Inapelsa ascensores tiene la solución perfecta para tu problema.

¿Por qué instalar un ascensor?

Para muchas personas las funciones que cumple un elevador son irremplazables.

Un edificio que tiene un ascensor es más valorado en el mercado inmobiliario, por el aumento en la calidad de vida que proporciona a sus usuarios en muchas situaciones cotidianas: para personas con movilidad reducida, cuando hay que subir o bajar maletas, bolsas de la compra, objetos o cajas pesadas, carritos de niño, etc. Además de otorgar accesibilidad incrementa la seguridad de quienes viven en el inmueble.

¿Qué ascensor necesito?  

Inapelsa diseña y fabrica el ascensor que necesitas. Te sorprenderá la cantidad de posibilidades con las que cuenta para encontrar el elevador que más te guste. Su departamento técnico realiza un estudio para desarrollar un proyecto de instalación del ascensor que necesitas, adaptándose a tus necesidades.

Inapelsa ascensores ofrece un servicio integral. Se encarga del proyecto, licencias, obras auxiliares, fabricación, instalación y legalización del ascensor, además de la gestión de las subvenciones. El departamento de ingeniería de Inapelsa se centra en diseñar la solución técnica que se adapte a cada cliente y a cada instalación. Es decir, la instalación de un ascensor lo más amplio, cómodo y confortable posible dado el espacio disponible. Y ya que Inapelsa es fabricante, el cliente podrá elegir entre una amplia gama de productos.

¿Cómo instalar un ascensor en un edificio sin ascensor?

Si hay espacio, la instalación del ascensor se suele hacer aprovechando el hueco de la escalera. También se puede colocar anexado a la fachada por el patio interior del edificio o en el descansillo de la entreplanta. Como cada edificio tiene sus propias características, es importante elegir el elevador que mejor se adapte a su estructura. Puntualmente puede ocurrir que un edificio antiguo, arquitectónicamente esté hecho sin pensar en la posibilidad de instalar un ascensor. Sin embargo, los avances tecnológicos permiten desarrollar soluciones muy eficaces en este tipo de situaciones como la instalación en el patio de luces, la demolición de la escalera, la instalación en la fachada o la redistribución de la escalera.

¿Qué te ofrece Inapelsa ascensores?

  1. La revalorización inmediata de tu vivienda.
  2. Comodidad y calidad de vida.
  3. Aumenta las posibilidades de venta.
  4. Subvenciones de hasta un 70% del total de la inversión

Si vives en un edificio que no tiene ascensor y necesitas un sistema de elevación para tu comunidad, Inapelsa te ofrece una solución eficaz gracias a sus instaladores de ascensores que cuentan con una amplia experiencia que satisfará tus necesidades. Además, ¡se ocupan de todo para que tú no te preocupes por nada!

Son cientos de proyectos ya realizados los que les avalan. Inapelsa ascensores pone a disposición de sus clientes planes personalizados de financiación directa, sin bancos ni intermediarios. A partir de hoy, vivir en edificios sin ascensor tendrá una solución al alcance de tu mano. ¡No dudes más y pide ya tu presupuesto!