Los inquilinos de ese edificio que lleva décadas sin él puede que ya ni piensen otra posibilidad que la de subir escaleras. Pero seguro que, en esos momentos con las bolsas de la compra, los nietos, el carro de los peques, o ese mueble nuevo que te acabas de comprar, ese ascensor te viene a la cabeza. ¡Piensa en una subvención para instalar un ascensor en tu edificio!

El momento en el que la comunidad se ha de poner de acuerdo para decidir si instalar o no un ascensor es delicado. Los vecinos de bajos y primeros pisos siempre se oponen en la votación, como es lógico, porque no lo necesitan. Sin embargo, lo primero que debéis tener en cuenta es que, desde diciembre de 2017, en la Ley de Propiedad Horizontal figura que el ascensor es imprescindible cuando se solicite por motivos de accesibilidad, por ejemplo, inquilinos con discapacidad o mayores de 70 años. En este caso, no hay votos ni mayoría: si un vecino con estas características lo solicita, debe instalarse sin más debate. Es probable que en un edificio antiguo vivan propietarios mayores de esta edad, por lo que no debería haber controversia a la hora de instalarlo.

Si es el caso de tu edificio antiguo, seguro que para colocarlo podéis solicitar alguna ayuda estatal. El gobierno dispone de un programa de ayudas a la vivienda que abarcan un gran abanico de obras para la conservación, accesibilidad y mejora de la seguridad de los hogares. De la subvención para instalar un ascensor, pueden beneficiarse tanto edificios de tipo residencial como viviendas unifamiliares que cumplan los requisitos.

 

Plan Estatal de Vivienda: subvención para instalar un ascensor

Periódicamente, el estado lanza programas de ayuda, como el Plan Estatal de Vivienda de 2018-2021. Se aplica en toda España y ofrece un porcentaje para subvencionar la instalación de ascensores. Los gestiona cada Comunidad Autónoma y se suelen publicar en su portal de Transparencia, detallando plazos para solicitarlo, requisitos que de deben cumplir, importe de las ayudas en caso de que se concedieran…

Actualmente, en septiembre de 2019, el Plan Estatal de Vivienda de 2018-2021 no admite más solicitudes, ya que recibieron un aluvión de peticiones y a los pocos meses de lanzarlo ya no podían atender a más demandas. Sin embargo, surgen nuevos programas, por lo que desde Inapelsa aconsejamos ir consultando los portales web para llegar a pedirlo en plazo y se os ha pasado este.

Subvenciones para ascensores de las comunidades autónomas

Además de ayudas para una instalación desde cero, cada comunidad autónoma cuenta con  programas de actuación que abarcan una gran serie de necesidades que puede tener una comunidad de vecinos con su ascensor. Son una ayuda económica muy importante, sobre todo para un edificio antiguo en el que los propietarios no están acostumbrados a grandes derramas. Los conceptos para los que se puede solicitar esta ayuda pueden ser:

  • Instalación de ascensor desde cero
  • Reforma y modernización de ascensor para las comunidades que necesitan adaptarlo a nuevos mecanismos y necesidades.
  • Reparación de ascensores estropeados
  • Rehabilitación de ascensores anticuados y/o en desuso.

Para solicitar cualquiera de ellas, lo mejor es consultar el portal web de cada comunidad periódicamente, de forma que no se os pasen los plazos de solicitud, podáis descargar los requisitos, cumplimentar todos los formularios, etc. Tener esto controlado es muy importante, para que en el momento de echar la solicitud estéis seguros que no os falta ningún documento y que vuestro edificio cumple con todo lo que se pide para la concesión de la ayuda. Cada una de las ayudas, según el concepto, tiene unas características e importe diferentes, por lo que hay que fijarse bien en la que se quiere demandar en particular.

 

¿Qué se obtiene gracias a la instalación o modernización de un ascensor con Inapelsa?

Con Inapelsa, la comunidad de vecinos podrá disfrutar de subvenciones de hasta un 70% del total de la inversión. El edificio, con la nueva instalación, revalorizará sus viviendas, aumentando además las posibilidades de que un futuro comprador se decida por ellas en caso de que quieran venderse. Por supuesto, facilitará la accesibilidad de las personas con problemas de movilidad, mejorando su calidad de vida. Ah, y se acabó eso de la compra para arriba y para abajo, ¡adiós escaleras, bienvenida comodidad!

¿Quieres un presupuesto sin compromiso para compartirlo en la próxima junta de vecinos? ¡Solicítanoslo!

https://www.inapelsa.com/delegaciones/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *