¿Alguna vez has sentido que las experiencias terrenales no son lo tuyo? ¿Piensas que no deberías estar atado a esta tierra? El próximo rascacielos flotante te elevará a lo más alto. Literalmente.

Se trata de un proyecto completamente innovador de la firma de arquitectos Clouds Architecture Office (CAO) que han llamado Torre Analemma. El edificio invierte por completo el esquema tradicional de la arquitectura como la conocemos, estará suspendido de un asteroide (sí, leíste bien) puesto en órbita alrededor de la tierra y del cual colgará Analemma a través de cables de alta resistencia. Por esta razón, su construcción puede llevarse a cabo en cualquier parte del mundo sin ninguna restricción, sin embargo, la propuesta inicial es que se haga en Dubai y que Nueva York sea su “hogar” principal.

Parece difícil de digerir, pero aquí viene lo interesante. Su concepto es el de una ciudad flotante y al mismo tiempo de ascensor espacial. Que el asteroide esté en órbita significa que el rascacielos siempre estará en movimiento, haciendo un viaje diario en bucle entre los hemisferios norte y sur a unos 482 kilómetros por hora. En otras palabras, en la mañana podrías estar sobre el cielo de Nueva York y unas horas más tarde sobre La Habana.

 

Fuente: Clouds AO

Ahora bien, ¿cómo se transportan las personas en un rascacielos como este? Ascensores electromagnéticos sin cables han sido diseñados para movilizar a los huéspedes de la Torre Analemma, utilizando la misma tecnología de los trenes de alta velocidad en Japón. Estos ascensores funcionan por levitación magnética y, a través de potentes imanes, impulsan la cabina dentro del edificio. ¿Cómo ocurre esto? Paneles solares de gran eficiencia instalados en el espacio proveerán de energía a la torre y, por supuesto, al ascensor, haciendo posible su rápido movimiento. En cuanto al agua, se ha pensado en un sistema circular semi cerrado alimentado por la lluvia.

La torre estará ubicada a 32.000 metros de altura sobre el nivel del mar. Si hacemos el recorrido en ascensor, en las plantas más cercanas a la tierra encontraríamos tiendas, restaurantes, zonas de entretenimiento y una estación con drones de gran tamaño que permitirá a las personas salir de la Torre Analemma e ir a tierra. En el siguiente nivel encontraremos un centro comercial y oficinas, disfrutando de 2 minutos más de luz durante el día. Si subimos un poco más, varias plantas estarán preparadas con jardines y huertos con producción de alimentos para abastecer a los habitantes.

A partir de los 8.000 y hasta los 16.000 metros (altura entre la cual vuelan los aviones) encontraremos las plantas residenciales. En este punto, las vistas desde un piso serán lo más parecidas a las que tenemos cuando viajamos: tonos azules y nubes las 24 horas. Además, habrá museos y espacios de arte donde cualquiera puede pasar una tarde sobre el cielo. Sin embargo, es el nivel que representa un mayor reto debido a las condiciones atmosféricas externas, lo que hace que a -40ºC nadie pueda salir o siquiera asomar un poco la cabeza sin un traje de protección. ¿Hasta qué punto serían tolerables las condiciones de vida a esa altura? El equipo de investigación concluyó que, dadas las condiciones aún más extremas de la superficie de la tierra, astronautas han habitado la estación espacial durante décadas sin que esto represente un inconveniente, así que no puede ser tan malo, ¿no?

Fuente: Clouds AO

Pero esto no acaba aquí. Ya el ascensor va por los 18.000 metros, rozando el límite de la tropósfera, y aquí los habitantes de Analemma podrán encontrar espacios para rendir culto según sus diferentes religiones y donde poder conservar sus reliquias y objetos valiosos. Finalmente, entre los 25.000 y 32.000 metros de altura estarán las funerarias, donde se puede apreciar la luz del día durante 42 minutos más que en las plantas inferiores y unas vistas de la superficie terrestre a niveles impresionantes.

El desafío y propósito de la arquitectura y el hombre en las últimas décadas ha sido construir edificios cada vez más altos e impresionantes, pero la Torre Analemma ha traspasado cualquier barrera conocida. No sólo fue pensado para batir record como el rascacielos más alto del mundo, sino también como una alternativa futurista para salvar a la humanidad de inundaciones, terremotos o tsunamis. ¿Vivirías en ella, alejándote por completo de lo que conoces en la tierra? Cuéntanos en los comentarios.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *