ascensor del Arco Gateaway

El ascensor del Arco Gateaway, se alza imponente sobre el Río Misisipi en Misuri, es el monumento construido por el hombre más alto de Estados Unidos. También se le conoce como “puerta de occidente” y fue construido y diseñado por el arquitecto de origen finlandés, Eero Saarinen, en honor a la expansión hacia el oeste del territorio norteamericano. Comenzó a erigirse durante el invierno de 1963 y terminó a finales de 1965, abriendo sus puertas al público dos años después.

Hay dos formas de ascender a sus 192 metros de altura: por las escaleras de emergencia ubicadas a cada lado del monumento, con 1.076 escalones cada una o, por supuesto, en ascensor. El acceso al monumento es subterráneo, donde comienza lo impresionante. El centro de visitantes, situado bajo el arco y entre las patas, es de grandes dimensiones y alberga oficinas, un museo, un cuarto de máquinas y la sala de espera para tomar el ascensor.

Nuestro medio de transporte favorito en el Arco Gateaway está formado por dos tranvías, uno en cada pata. Se trata de un grupo de 8 cápsulas de aspecto futurista y forma ovoide, cada una con capacidad para 5 personas. Dichas cápsulas ascensor salen cada 10 minutos, con un recorrido de cuatro minutos en subida. Al salir, los visitantes ascienden por una pequeña rampa para entrar en el observatorio, en lo más alto del arco. Se trata de una pequeña sala arqueada con capacidad para 160 personas, pero con unas vistas impresionantes. Hay 32 ventanas, 16 a cada lado, dispuestas a lo largo del observatorio y a través de las cuales se puede apreciar el Río Misisipi, el sur de Illinois, la ciudad de San Luis y, si hace buen tiempo, se puede llegar a ver hasta casi 50 kilómetros de distancia desde allí.

Datos curiosos:

  • Los ascensores del arco se instalaron en 1968. Antes de esto, las personas ascendían por las escaleras. Lleva aproximadamente una hora y media llegar al observatorio a pie.
  • El presupuesto de construcción fue de 13 millones de dólares de la época.
  • Está construido en acero inoxidable.
  • El 15 de enero de 1969, un visitante de Nashville, Tennessee, se convirtió en el millonésimo visitante en llegar al observatorio; la diezmillonésima persona ascendió a la parte superior el 24 de agosto de 1979.
  • En 2007, los tranvías habían recorrido en todos sus viajes un total de 400.000 kilómetros, habiendo transportado a más de 25 millones de pasajeros.
  • No es accesible para personas con movilidad reducida, por el pequeño espacio de los ascensores. Además el observatorio no dispone de ningún tipo de asientos.
  • El arco mide 630 pies de altura, un poco más del doble de lo que mide la Estatua de la Libertad.
  • Pesa 17.246 toneladas, 900 de ellas corresponden al recubrimiento de acero del exterior.

¿Cuál dirías que es la mayor virtud de estos increíbles ascensores? Sin duda, en Home creemos en su gran capacidad para llevarnos a lo alto y brindarnos vistas fenomenales. Disfruta del siguiente vídeo y cuéntanos tu opinión en los comentarios.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *