De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Española, la accesibilidad es la cualidad de lo accesible, y si algo es accesible es «que tiene acceso» o que es «de fácil acceso o trato».

El Concepto Europeo de Accesibilidad (CCPT, 1996) nos ofrece una definición más precisa y que se ajusta más a lo que entendemos socialmente por accesibilidad hoy día:

«La accesibilidad es una característica básica del entorno construido. Es la condición que posibilita el llegar, entrar, salir y utilizar las casas, las tiendas, los teatros, los parques y los lugares de trabajo. La accesibilidad permite a las personas participar en las actividades sociales y económicas para las que se ha concebido el entorno construido».

Por tanto, las barreras de accesibilidad privan a las personas con discapacidad o necesidades especiales de hacer vida como la haría cualquier otra persona que no las tuviese.

Y dado que son muchos y muy diferentes los tipos de discapacidad que nos limitan como seres humanos, es lógico que la accesibilidad sea un campo de estudio bastante amplio y que a través de él busquemos soluciones que faciliten la vida de todas las personas, cualesquiera que sean sus necesidades (físicas, psíquicas, sensoriales, etc.).

Salvando barreras

Barreras de accesibilidad hay muchas. Nuestro trabajo en Inapelsa consiste, concretamente, en derribar las de tipo arquitectónico y urbanístico.

En este sentido, los ascensores y las diferentes variedades de salvaescaleras llevan a cabo una labor impecable. Bien instaladas, estas herramientas pueden poner fin muy fácilmente a todo tipo de barreras arquitectónicas en viviendas particulares, edificios públicos o zonas urbanas inaccesibles.

Pero hay más, porque aunque a priori no nos demos cuenta, un ascensor puede no ser completamente accesible de por sí.

Para que el propio ascensor no sea una barrera de accesibilidad en sí mismo, debe cumplir una serie de requisitos, como que tenga puertas automáticas con sensores de movimiento, sistemas de control con lectura Braille, pasamanos ergonómicos a una altura apropiada, etc.

Te invitamos a echarle un vistazo a esta entrada de nuestro blog en la que profundizamos mucho más en las características que hacen que un ascensor sea completamente accesible.

Inapelsa con la accesibilidad

En Inapelsa, estamos sensibilizados con esta causa y asumimos nuestra parte de responsabilidad en lo que a seguir construyendo un mundo accesible se refiere (en la amplitud del concepto).

Día a día volcamos todos nuestros esfuerzos en mejorar la calidad de vida de las personas que, por sus discapacidades físicas, tienen que hacer frente durante el transcurso de sus vidas a todo tipo de problemas de movilidad.

Creemos que es posible construir una sociedad más empática, justa y solidaria para todas las personas y en la accesibilidad como herramienta para impulsar este cambio.

 

Ponte en contacto con nosotros en cualquiera de nuestras delegaciones para que podamos ofrecerte trato personalizado y de calidad.

¿Cuál es el valor de tu vivienda? Que tu edificio disponga o no de ascensor tiene mucho que ver en la respuesta. ¡Echa un vistazo a este artículo para ver de qué hablamos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.