normativa accesibilidad ascensores

A la hora de instalar un ascensor es importante tener en cuenta a todos los miembros que le van a dar uso. La usabilidad de un ascensor debe ser total independientemente de que seas una persona con movilidad reducida, minusvalía  o cualquier otro tipo de discapacidad. Es decir, el ascensor debe ser practicable para todos.

Todos los ascensores de Inapelsa cumplen con este requisito de accesibilidad. ¿En qué consiste el criterio de accesibilidad de un ascensor? Según el Código Técnico de la Edificación en su Documento Básico de Seguridad de utilización y Accesibilidad (CTE-SUA) para que un ascensor pueda ser considerado accesible debe cumplir con los requisitos establecidos en la norma UNE EN 81-70:2004 relativa a la “Accesibilidad a los ascensores de personas, incluyendo personas con discapacidad”

  • Accesibilidad en el acceso al ascensor en planta.

Va indicado a las personas con deficiencias visuales. Por ello, el acceso al ascensor en la planta debe estar contrastado con el acabado de las paredes interiores.  Además, para facilitar el acceso de personas con sillas de ruedas o con carritos, la entrada del ascensor no debe tener ninguna inclinación y deberá estar libre de obstáculos. Este espacio de seguridad tendrá un diámetro de 150 metros.

  • Accesibilidad en el embarque al ascensor.

Este criterio de accesibilidad abarca una serie de medidas de seguridad: botones de apertura y cierre de puertas dentro de la cabina del ascensor, sensores de detección de personas en las puertas, el ancho de la apertura de las puertas será mayor de 80 cm, las puertas serán automáticas y correderas…

  • Accesibilidad dentro de la cabina del ascensor.

Como mínimo la dimensión de una cabina será de 100 cm de ancho y 125 cm de fondo y solo tendrá capacidad para un usuario de silla de ruedas. En cabinas estrechas en las que un usuario de silla de ruedas no pueda hacer un giro de 360º es imprescindible que exista un espejo en la pared enfrentada a la puerta. Este espejo permite al usuario en silla de ruedas la detección de obstáculos cuando salga de la cabina de espaldas. Además, la altura del borde inferior del espejo estará entre los 30 y 90 cm y nunca llegará hasta el suelo para evitar confusión óptica a usuarios con visión reducida.

  • Dispositivos de control, señales visuales, señales sonoras e iluminación

Los dispositivos de control de los ascensores serán de color contrastado, tendrán los caracteres en braille y altorrelieve. Por otro lado, el ascensor tendrá un sistema de señalización de la planta en la que se encuentra. Además, para facilitar el uso a las personas con discapacidad visual, el ascensor tendrá un sistema de señalización sonoro que indicará la apertura y cierre de puertas del ascensor, el sentido del ascensor y la planta de parada. Por último, la iluminación del ascensor irá en el techo y se regulará para no causar deslumbramiento a las personas con visibilidad reducida generando una iluminación homogénea dentro de la cabina.

Si piensas que tu ascensor no cumple la normativa de accesibilidad, Inapelsa cuenta con un servicio de modernización que desarrolla el proyecto de cambio para que tu ascensor se adapte a las necesidades reales.

¿Hay alguna otra cosa que quieras saber sobre la accesibilidad de los ascensores? ¡No dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de resolver todas tus preguntas!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *