Barreras arquitectónicas

Todos los días, millones de personas en nuestro país se encuentran con grandes dificultades para moverse por calles y edificios, para tomar el transporte público e incluso para desenvolverse autónomamente en el hogar.

¿Sabes a qué se debe eso? A la falta de accesibilidad que todavía presentan muchos espacios públicos y privados para las personas con discapacidad.

Aunque en la actualidad se está trabajando para cambiar esta realidad, lo cierto es que aún existen muchos entornos diseñados sin tener en cuenta que no todos tenemos las mismas necesidades a la hora de movernos.

Por eso, desde Inapelsa queremos aportar nuestro granito de arena a la discusión, contándote qué son exactamente las barreras arquitectónicas y dándote algunas ideas para contribuir a su eliminación.

¿Qué son las barreras arquitectónicas?

Barreras arquitectónicas

Imagínate que cada vez que quisieras entrar al supermercado tuvieras que escalar un muro, ¿te resultaría incómodo? Probablemente más que incómodo, te sería imposible hacer la compra. Pues eso mismo es lo que producen las barreras arquitectónicas.

Por definición, las barreras arquitectónicas son obstáculos que impiden que determinados usuarios puedan acceder o moverse por un espacio. Esto lo que produce es que personas con discapacidad, personas mayores o personas con movilidad reducida no puedan desplazarse con facilidad.

Más que la mera incomodidad, la existencia de estas barreras supone un impedimento para muchas actividades cotidianas. Acceder al metro, subir a la segunda planta de un edificio sin ascensor o entrar en un restaurante pueden convertirse en tareas titánicas.

¿Qué tipo de barreras arquitectónicas existen?

Tipos de barreras arquitectónicas

Tipos de barreras arquitectónicas hay muchas. Desde un pequeño tramo de escaleras, hasta un bordillo en la acera o una vivienda de varias plantas no acondicionada puede suponer un obstáculo insalvable para una persona mayor o una discapacitada.

Podríamos distinguir entre tres tipos de barreras físicas que dificultan la movilidad de la gente:

  • Las urbanísticas: aquellas que encontramos en espacios públicos. Pueden ser aceras demasiado estrechas, escalones aislados o señales verticales en medio de la acera que obstaculizan el paso.
  • Las de edificaciones: aquellas que encontramos en edificios públicos o privados. Por ejemplo, acceso al portal solo mediante escaleras, edificios o casas de varias plantas sin ascensores ni rampas o espacios estrechos para la circulación.
  • Las del transporte público: metros sin acceso mediante ascensor o autobuses que no disponen de rampa móvil, entre otros casos.

¿Por qué es importante eliminar las barreras arquitectónicas?

Eliminar barreras arquitectónicas

Eliminar las barreras arquitectónicas más que una cuestión de comodidad, es una verdadera necesidad. Esto es así, porque es importante garantizar la accesibilidad de todas las personas a todos los espacios y brindarles las mismas oportunidades de movilidad.

Algunas de las razones por las que es beneficioso suprimir las barreras arquitectónicas son:

  • Facilitar el acceso y el desplazamiento en diferentes espacios públicos y privados.
  • Mejorar la calidad de vida y favorecer la autonomía de las personas con discapacidad, las personas mayores o las personas con movilidad reducida.
  • Brindar las mismas oportunidades de accesibilidad a espacios educativos, laborales y de ocio a todas las personas.
  • Construir espacios más eficaces y útiles para todos los usuarios que necesiten utilizarlos.

Ascensores para eliminar las barreras arquitectónicas

ascensores casa

En Inapelsa nos preocupamos por hacer la vida más cómoda y sencilla a todos nuestros clientes y usuarios. Por eso, diseñamos e instalamos diferentes tipos de ascensores que ayudan a eliminar las barreras arquitectónicas en diferentes tipos de espacios:

Ascensores eléctricos

Para edificaciones de muchas alturas como pueden ser torres de oficinas, hoteles o edificios de viviendas.

Ascensores hidráulicos

Para edificios con espacio reducido o para aquellos que todavía no tienen un sistema de elevación y quieren modernizarse

Ascensores unifamiliares

Para solucionar la movilidad y accesibilidad en urbanizaciones o viviendas unifamiliares de varias plantas.

Montacamillas

Para facilitar la movilidad en espacios públicos como hospitales, centros de salud y centros geriátricos.

Salvaescaleras

Para aquellas viviendas o edificios que no tienen ascensor, pero quieren salvar el obstáculo de las escaleras.

Todos estos elevadores contribuyen de alguna manera a hacer más fácil la vida de las personas discapacitadas o las personas mayores, facilitándoles la movilidad tanto en el hogar como en espacios públicos de uso diario.

Porque ninguna persona debería perder su autonomía debido a obstáculos que pueden sortearse. Y porque la movilidad es un derecho de todos sin importar las circunstancias personales.

¿Quieres saber más sobre sistemas de elevación que pueden contribuir a eliminar barreras arquitectónicas? Te invitamos a conocer los diferentes tipos de ascensores que existen.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.