Supersticiones en ascensores

Si se te cruza un gato negro tienes mala suerte; no pases el salero, ¡que horror!… ¿Cuántas veces no hemos escuchado frases como estas? Muchas. También hay supersticiones en ascensores y una serie de historias y hoy mencionamos cinco de ellas.

1. Ni número 13, ni número 4

Así como en occidente el número 13 es de mala suerte, en China el premio a los malos augurios se lo lleva el número 4. A tal punto, que muchos ascensores no disponen de la cuarta planta en el tablero, ni tampoco del 14, el 24 ni ninguna planta que contenga este número. La razón es que, en mandarín, la pronunciación entre las palabras “cuatro” y “muerte” es muy similar, y esta última se evita a toda costa en la vida cotidiana.

2. Mucho peso, menos seguridad

Puede que todos hayamos pensado en algún momento de nuestra vida que si el ascensor lleva mucho peso (bien sea muchas personas o equipos de gran tamaño dentro) no es seguro y puede desplomarse durante el trayecto. Lo cierto es que esto es totalmente falso. En caso de haber demasiado peso, lo normal es que el ascensor no cierre sus puertas hasta que se aligere un poco la carga y pueda comenzar el recorrido.

Esto también podríamos relacionarlo con otra creencia, que el ascensor tiene un único cable que lo sostiene y que, si se rompe, se caerá y podremos sufrir un accidente. Un ascensor dispone de varios cables de acero y diversos mecanismos que lo sostienen y hacen seguro en todo momento.

3. Las puertas pueden abrirse en cualquier momento

¿Pueden abrirse las puertas del ascensor, aunque este no se encuentre en una planta? Falso. Los ascensores están configurados para que la cabina controle el abrir y cerrar de las puertas única y exclusivamente una vez se encuentre en alguna planta a través de un complejo mecanismo.

4. El misterio de los espejos en el ascensor

Que haya espejos en los ascensores no es casualidad ni mero capricho, al contrario, su propósito es completamente psicológico. Cuando comenzaron a construirse edificios de gran altura y aún los ascensores eran muy lentos, se instalaron algunos espejos para que las personas pudieran admirarse y no aburrirse durante el trayecto. Hoy en día los ascensores son mucho más veloces, sin embargo, se ha mantenido este elemento ya que da sensación de amplitud y alivia la ansiedad que puede generar en muchas personas verse en un sitio tan pequeño.

5. ¿Y si te quedas atrapado?

Al quedarse atrapado en un ascensor, lo mejor es salir rápidamente pues algo malo puede ocurrir. Esto es una creencia muy arraigada y probablemente tenga mucho que ver con el nerviosismo que puede ocasionar el encierro. No obstante, los ascensores en la actualidad son bastante seguros y lo mejor que podemos hacer en estos casos es buscar la forma de pedir ayuda y esperar. Si quieres saber un poco más de este tema, te recomendamos leer nuestro artículo “¿Qué hacer si te quedas atrapado en un ascensor?”

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *