La cuarta dimensión está a solo un viaje en ascensor, ¿te atreverías a subir a la Torre del Terror?

The Twilight Zone: Tower of Terror es una atracción de caída libre de los parques temáticos Disney de todo el mundo. Su ambientación y estética toman inspiración en la serie estadounidense de principios de los años sesenta The Twilight Zone, que en España conocimos bajo el título La dimensión desconocida.

Si te gusta estar al día sobre la tecnología de los ascensores y eres de los que persiguen todo tipo de experiencias y emociones fuertes, bajo ningún concepto deberías perdértelo. ¡Ni quedarte sin leer esta entrada de nuestro blog!

Hablemos en detalle sobre el funcionamiento y las peculiaridades de esta terrorífica y divertida atracción.

Rápidos y furiosos

Los intrépidos aventureros que visiten la Torre del Terror realizarán un recorrido por sus tenebrosas estancias e irán adentrándose poco a poco en una historia cuyo colofón no será otro que una caída al vacío, frenética y cargada de adrenalina.

Aunque las especificaciones técnicas de la atracción pueden variar ligeramente dependiendo del parque, la altura aproximada del edificio es de unos 61 metros, y es en la torre principal donde se encuentran los ascensores de caída.

Durante el ascenso, la cabina se detiene y abre sus puertas para que los pasajeros puedan presenciar los horrores que alberga cada una de las plantas de la torre.

Haciendo uso de técnicas de «perspectiva forzada» y de «fantasma de Pepper», mediante las que se juega con la angulación de las superficies y la proyección de imágenes, se crea la ilusión en los pasajeros de estar delante de objetos reales, es decir, tridimensionales.

Por si todo esto fuera poco, al llegar a la última planta, el ascensor realiza un desplazamiento horizontal por un pasillo oscuro, en el que nuevos juegos de luces y proyecciones serán preludio del tan esperado descenso al vacío.

El ascensor cae a una velocidad aproximada de 63km/h y, aunque la torre mide 61 metros, por razones de seguridad la caída que experimentan los pasajeros es de 27 metros en total (de nuevo, estas particularidades pueden variar ligeramente de un modelo a otro de la atracción). Para añadir aún más intensidad a la experiencia, la cabina sube y baja varias veces a gran velocidad, como si de un yoyó se tratase.

El mecanismo de estos ascensores es prácticamente igual al de los convencionales, con la diferencia de que sus motores son mucho más potentes, a fin de que la caja pueda subir, bajar, acelerar y frenar con mucha más agilidad.

Y lo más fascinante es que realmente no se trata de una caída libre per se, porque la cabina no cae por su propio peso, sino por un mecanismo de contrapeso que tira de ella para que descienda mucho más rápido de lo que lo haría por la fuerza gravitatoria.

 

¿Ganas de probarlo?, ¿ya lo has hecho? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Si estos ascensores temáticos te han dejado boquiabierto, echa un vistazo a esta entrada de nuestro blog dedicada a los ascensores más impactantes del mundo.

Y si quieres ponerte en contacto con nosotros para cualquier consulta o duda relacionada con nuestros servicios, estaremos encantados de atenderte aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.