Las normas de convivencia siempre vienen bien para saber cómo desenvolvernos adecuadamente en un lugar determinado. Ya sea en la oficina, en la consulta del médico o en el supermercado, cada sitio tiene unos códigos de conducta que nos ayudan a hacer nuestra experiencia y la de las personas que nos rodean más placentera.

¡Pues eso mismo pasa con los ascensores! Aunque no hay una guía definitiva, se han ido estableciendo de manera tácita una serie de comportamientos para tener recorridos más agradables y sin contratiempos.

Hay que tener en cuenta que la cabina de un elevador es un espacio muy pequeño que comparten muchas personas diferentes a lo largo del día. Por eso, en Inapelsa hemos querido hacer un manifiesto con los 6 mandamientos que toda persona debe cumplir para poder ser considerada un buen usuario de ascensor. ¿Te atreves a comprobar si tú los cumples todos? ¡Vamos a ello!

Primer mandamiento del buen usuario de ascensor: deja salir antes de entrar

mandamientos del buen usuario de ascensor

No importa cuánta prisa tengas por subir o bajar. Cuando el ascensor llega a tu planta, lo correcto es hacerte a un costado para permitir que las personas que están dentro de la cabina puedan salir con normalidad. Si bloqueas la salida intentando acceder antes de que todos los pasajeros hayan evacuado, lo único que conseguirás es entorpecer el flujo natural y causar demoras innecesarias. Recuerda, ¡esperar pacientemente siempre es la mejor opción!

Segundo mandamiento del buen usuario de ascensor: si la cabina está llena, espera

mandamientos del buen usuario de ascensor

Llevas unos minutos esperando el ascensor y, cuando por fin llega a tu planta, descubres que está ocupado a su capacidad máxima. En ese caso, no intentes entrar de cualquier manera. No solo conseguirás incomodar a los pasajeros que ya están dentro, además tendrás un viaje poco confortable y estarás sobrepasando el peso máximo del ascensor con el desgaste para la máquina que eso conlleva.

¿Quieres saber por qué no se debe sobrepasar el peso de un ascensor? Lee el post que escribimos sobre el tema.

Tercer mandamiento del buen usuario de ascensor: no oprimas el botón sin control

mandamientos del buen usuario de ascensor

Si estás llamando el ascensor y este no llega o si llega pero está completo, lo peor que puedes hacer es presionar el botón de manera repetitiva. Porque vas a conseguir que las puertas del ascensor se abran de forma inmediata antes de que haya podido empezar el recorrido, causando demoras y molestando a los que ya están dentro de la cabina.

Una vez dentro del ascensor, evita también presionar más botones de los que hagan falta para que no tengas que hacer paradas innecesarias entre planta y planta.

Cuarto mandamiento del buen usuario de ascensor: bolsos y mochilas en la mano

mandamientos del buen usuario de ascensor

Si llevas tu mochila colgada a la espalda o tienes un bolso grande, lo mejor que puedes hacer para no incomodar a los demás es llevarlo en las manos (o ponerlo en el suelo) por el tiempo que dure el recorrido. Este tipo de accesorios aparatosos, no solo restan espacio para que las personas puedan acomodarse con libertad, también pueden molestar a tus acompañantes. ¡Deja sitio para los demás!

Quinto mandamiento del buen usuario de ascensor: no comerás

mandamientos del buen usuario de ascensor

Un bocata de chorizo y queso azul, una hamburguesa humeante, un tupper de huevos con jamón… ¡Jamás, jamás, jamás, comas estos u otros alimentos dentro del ascensor! Primero, porque no es un espacio que esté diseñado para eso. Y segundo, y más importante, porque el olor a comida puede resultarle desagradable a las personas que viajan contigo en la cabina y, además, los alimentos pueden dejar un aroma que perdure todo el día.

Sexto mandamiento del buen usuario de ascensor: no gritarás

mandamientos del buen usuario de ascensor

El espacio del ascensor es pequeño. Por eso, si entras conversando con otras personas a la cabina o vas hablando por teléfono en un tono alto, podrías perturbar la tranquilidad de los que te acompañan. Lo mejor es que hagas esa llamada unos minutos después o que utilices la escalera para asegurarte de no molestar a nadie mientras charlas.

Lo mismo ocurre cuando llevas los auriculares puestos con la música a todo volumen. Al subir al ascensor es recomendable suspender el sonido durante unos minutos o al menos bajarlo.

Este es el manifiesto con los 6 mandamientos del buen usuario de ascensor que hemos creado para ti en Inapelsa. Como te darás cuenta, son normas básicas de respeto y sentido común para compartir un espacio tan pequeño como lo es la cabina de un elevador. Y tú después de leerlo, ¿qué tan buen usuario dirías que eres?

Si quieres leer otros contenidos interesantes sobre ascensores, te invitamos a que te pases por nuestro blog para descubrir muchas más historias y consejos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *